¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Lucas Gutiérrez: “La enfermedad cardiovascular es el principal enemigo público que tiene la sociedad”

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

30° Mendoza

Lunes, noviembre 28, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$172,7500

Dólar Ahorro/Turista

$303,91

Dólar Blue

$318,00

Dólar CCL

$322,49

Euro

$172,9974

Riesgo País

2384

30° Mendoza

Lunes, noviembre 28, 2022

RADIO

ONLINE

Lucas Gutiérrez: “La enfermedad cardiovascular es el principal enemigo público que tiene la sociedad”

En el Día Mundial del Corazón conversamos con el presidente de la Sociedad de Cardiología de Mendoza.

Redacción
29/09/2022 17:00

Por Laura Romboli (Especial Diario Salud)


Cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón; así lo determinaron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón con el objetivo de sensibilizar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo.

Diario Salud entrevistó a Lucas Gutiérrez, médico cardiólogo y presidente de la Sociedad de Cardiología de Mendoza, sobre si hay una tendencia a disminuir la tasa de infarto y cuánto hemos avanzado en la prevención.

“La verdad es que se trata siempre de reducir la tasa de infarto; con tecnología y los nuevos medicamentos hemos logrado que se reduzca el impacto y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular tenga una tendencia a disminuir, aunque sigue siendo la primera causa de muerte en los países occidentales. En junio de este año -en una iniciativa nacional de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y la Federación Cardiológica Argentina, avalada por la Federación Mundial del Corazón- se realizó el Foro de Colesterol para la prevención del infarto agudo de miocardio y se planteó la meta de reducir el 30% de la mortalidad por infartos en Argentina para el año 2030” dijo el médico.

“Esto es un dato importante -destaca Gutiérrez- porque siempre hay una clara intención de las sociedades científicas de poner en la discusión diaria la importancia de estas enfermedades. La enfermedad cardiovascular es la más importante y la podemos definir como el principal enemigo público que tiene la sociedad”.

La hipertensión, los niveles de colesterol elevado, el sedentarismo y la obesidad son procesos que van generando y tienen un punto final en común que es la insuficiencia cardiaca. En nuestro país el infarto es la principal causa de muerte con una mayor prevalencia en los hombres con 35% y alcanzando el 28% en las mujeres.

-¿Qué síntomas son los que debemos tener en cuenta para saber que debemos ir a un médico?

-En realidad, este proceso es crónico y evolutivo; entonces, cuando los síntomas aparecen el proceso evolucionó bastante. Por eso la mejor estrategia es la prevención, trabajar con los distintos grupos de edades y siempre es conveniente acudir al cardiólogo, porque será el médico- que en basa a la información- puede establecer un riesgo cardiovascular.

Por ejemplo, si un paciente de 45 años deportista, activo con pocos factores de riesgo, tendrá una valoración y abordaje preventivo para establecer la salud cardiovascular. Distinto es el paciente que concurre a la consulta, porque tiene obesidad, sedentarismo, falta de aire y hasta dolor de pecho. A los dos se le va valorar la condición cardíaca pero será siguiendo el criterio del profesional quien elegirá las herramientas apropiadas para interpretar a cada individuo.  

La importancia de saber RCP para salvar vidas y un sistema que procure una asistencia rápida.

Cuando ocurren casos de infartos en la vía pública o en lugares alejados se procura resaltar la importancia de saber técnicas de reanimación y contar con zonas cardioprotegidas. ¿Cómo se trabaja para fortalecer el sistema?

-Desde nuestra sociedad científica, grupos de trabajos, hospitales públicos hemos abordado el tema de la asistencia con capacitaciones y talleres que son necesarias porque es fundamental entrenar a la población como el primer respondedor.

Tener a las personas entrenadas en maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP) permiten que la infraestructura instalada y la capacidad concurra de forma precoz y que podamos salvar a ese paciente que, muchas veces a pesar de la mecánica, no vamos a evitar el evento pero si disminuir el impacto, destacó el cardiólogo.

“Uno de los municipios para destacar en este trabajo es Guaymallén, porque trabajan en un programa de asistencia que los hace ser un área cardio protegida. En la municipalidad tienen a sus operadores de tránsito que tienen incorporados desfibriladores automáticos en motocicletas y autos y están trabajando en un programa para vincular al 911.Esto les permite que cuando ocurra un evento en la municipalidad, puedan generar la primera respuesta de calidad y con personal entrenado” comentó Gutiérrez

Además, el especialista destacó que “la complicación más importante que tiene el infarto cuando ocurre en la vía pública puede ser el evento de muerte súbita; podemos reanimar el paciente, pero se necesita un desfibrilador para darle asistencia. Lo que hace ese aparato es una lectura del ritmo cardiaco que tiene el paciente y si se encuentra en el estado que se denomina fibrilación ventricular o taquicardia ventricular, podrá interpretar ese ritmo, elige el voltaje correspondiente y establece el choque. Mientras eso sucede permite que el sistema sanitario se ponga en alerta para poder asistirlo. Pero, esa primera respuesta vuelve a ‘resetear el corazón’ y que vuelva a funcionar”.

Un corazón roto y una copa de vino

-Acerca del síndrome del corazón roto, ¿nos podemos enfermar de tristeza?

-Si, nos podemos enfermar, claramente.  Hay una entidad específica que se denomina síndrome de Takotsubo que es una afección cardíaca temporal que a menudo es provocada por situaciones estresantes y emociones extremas.  Es un término médico cardiológico que está dentro del grupo llamado MINOCA, que significa tener un infarto de miocardio sin tener obstrucción en las arterias. Y esto puede suceder porque la enfermedad cardíaca es compleja, es decir, no solamente se tiene que tapar una arteria para generar un daño, en este caso el causal de esta situación está relacionado con condiciones muy angustiantes por parte del paciente, que tienen ante un evento- puede ser la pérdida de un ser querido, una situación angustiante de enfermedad, un accidente personal; y es donde el paciente desarrolla un cuadro clínico muy similar al  infarto con dolor de pecho, falta de aire, tiene cambios electrocardiográficos. O sea: tiene el electrocardiograma alterado que es una señal muy importante para los médicos; tiene varios elementos que te permiten ver que hay daño de la estructura, pero cuando uno le ve las arterias que son las principales causas de alteraciones en infarto no tienen obstrucciones importantes y no cubren más del 50%.

“Y el compromiso del corazón -agregó- transitoriamente es importante. Se puede tener un riesgo en el mediano plazo con algún grado de afección de la función cardíaca. A este síndrome del corazón roto se lo denomina Takotsubo que es una especie de vasija utilizada por marineros japoneses para para la pesca de un pulpo y es de esa forma la que toma el corazón cuando se lastima.

-¿Es cierto que una copa de vino, al día, hace bien al corazón?

-El vino tiene componentes que generan básicamente procesos de vasodilatación. En una justa medida hay un grado de beneficios en estos antioxidantes que pueden generar una mejor performance. No es lo mismo que un medicamento ni un remedio pero claramente hay una cierta evidencia; y hoy por hoy también hay mucha controversia respecto de que algunos alimentos como el vino que tienen un componente de alcohol: tiene otras sustancias antioxidantes en altas concentraciones y que por una determinada cantidad tienen un beneficio en general y por lo tanto tendría un impacto positivo.

-¿Cuál es el trabajo que realizan desde Sociedad de Cardiología de Mendoza?

-Desde nuestra institución buscamos promover y poner en valor la condición de cardiología en la sociedad y que tomen conciencia de esta enfermedad. Por lo tanto, permanente difundimos actividad y generamos contenidos de calidad científico y preventivo para formación y capacitación de médicos cardiólogos y especialistas médicos de terapia intensiva, diabetólogos, profesores de educación física, kinesiólogos y las distintas áreas en las cuales les brindamos información.

Y para nuestros médicos, organizamos diferentes eventos como son los congresos, simposios y jornadas con un excelente contenido científico y actualizaciones de la información de nuestra especialidad. Lo próximo será el 13 y 14 de octubre que se desarrollará el Simposio de enfermedad cardiovascular de la mujer. Este es un evento, en su edición decimocuarta, donde concurren muchos profesionales.

Por último, el médico especificó que cuentan con una comisión de docencia y capacitación, la cual se dedica a asesorar, evaluar y organizar cursos y capacitaciones para cada institución.