¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La mamá de Fernando habló y contó cómo conserva la pieza del joven: "Está como lo dejó"

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

18° Mendoza

Martes, marzo 21, 2023

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$211,0000

Dólar Ahorro/Turista

$370,74

Dólar Blue

$386,00

Dólar CCL

$401,36

Euro

$219,4607

Riesgo País

2383

18° Mendoza

Martes, marzo 21, 2023

RADIO

ONLINE

La mamá de Fernando habló y contó cómo conserva la pieza del joven: "Está como lo dejó"

Graciela Sosa dialogó con la prensa y, a menos de una semana para que se conozca el veredicto contra los ocho acusados, señaló: "Esperamos que sea perpetua para todos" 

30/01/2023 19:21
Graciela Sosa, mamá de Fernando Báez Sosa (derecha)

A menos de una semana de que se conozca el veredicto contra los ocho rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa, Graciela, la mamá del joven, habló y contó cómo conserva la pieza del joven asesinado en la madrugada del 18 de enero del 2020 en Villa Gesell. 

“Su cuarto está intacto como lo dejó. De vez en cuando le cambio las sábanas y pongo las que le gustaban”, detalló la mujer. 

Será el lunes 6 de febrero cuando los jueces dicten sentencia para los ocho acusados del crimen. En ese contexto, la mamá de Fernando le pidió al Tribunal de Dolores una “justicia ejemplar”.

Además, aseguró que aquel 18 de enero del 2020 “se terminó la vida” tanto para ella como para Silvino, su esposo y padre de Fernando Báez Sosa. “Trato de ser fuerte, pero este dolor que llevamos es para siempre”, expresó. 

Graciela y Silvino ingresando a los tribunales de Dolores

“Esperamos que sea perpetua para todos, le tendieron una emboscada a mi hijo. Estoy confiada que nuestros abogados hicieron todo lo que estuvo a su alcance en los alegatos, quedamos muy conformes”, indicó. 

Luego, sobre las últimas palabras de los acusados en el Tribunal, Graciela indicó: “Cuando ellos se pararon frente al tribunal, esperaba que me miraran”. “Se veía que era algo estudiado lo que estaban diciendo, repetían siempre lo mismo”, amplió. 

“Es muy difícil perdonarlos después de lo que hicieron. No le tuvieron piedad. Él estaba levantando su mano, sentí unas ganas de defenderlo pero era imposible. Estaba todo golpeado”, cerró.