2° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$139,7500

Dólar Ahorro/Turista

$245,86

Dólar Blue

$292,00

Dólar CCL

$283,76

Euro

$136,4818

Riesgo País

2364

2° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

La familia que bajó del avión minutos antes de la tragedia de Rio Grande

La pareja y su bebé de 4 meses regresaron a Tierra del Fuego para continuar el tratamiento de su hijo. Habían compartido el vuelo desde San Fernando con los cuatro fallecidos.

Redacción
02/07/2022 11:11

 

La provincia de Tierra del Fuego continúa conmocionada por el trágico accidente aéreo que dejó cuatro víctimas fatales en la ciudad de Río Grande

Un avión sanitario se estrelló a poco de despegar este viernes en el aeropuerto de esa ciudad y murieron los cuatro tripulantes. Con el correr de la investigación, se supo que minutos antes se había bajado una familia en la terminal.

Es que la pareja y su bebé de 4 meses habían regresado a su provincia desde Buenos Aires, en donde habían comenzado un tratamiento por botulismo para el pequeño en el Hospital Militar.

“Estaba mucho mejor y por eso regresaban para acá, la familia es de Tierra del Fuego, y el bebé estaba por terminar su tratamiento acá en Río Grande”, indicaron fuentes sanitarias.

Por ahora, los padres del bebé prefirieron no tener contacto con la prensa en medio de la conmoción que les generó la muerte de los pilotos, el médico y la enfermera que, durante toda la mañana, los habían acompañado.

La aeronave había despegado a las 8.45 del aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, y había hecho una escala en Comodoro Rivadavia antes de dirigirse a Río Grande. Cuando intentaban regresar a Buenos Aires, se produjo la caída.

“En carrera de despegue se accidentó, impactando en el sector de la base aeronaval”, fue el primer parte sobre el accidente.

Las víctimas fueron identificadas como Claudio Canelo, de 52 años, comandante de la aeronave; Héctor Vittore, de 51, que oficiaba de copiloto; el médico Diego Ciolfi, de 56 años y la enfermera Denise Torres García, de 30. Habían llegado hasta la ciudad austral contratados por una empresa de salud privada.