Publicidad

23° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$106,2500

Dólar Ahorro/Turista

$175,92

Dólar Blue

$200,50

Dólar CCL

$219,36

Euro

$114,5637

Riesgo País

1816

23° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

El documento de COVAX que demuestra que el gobierno no rechazó las vacunas de Pfizer

02/06/2021 07:09

La carta fue enviada en enero del 2020 y es el mismo fondo COVAX que se muestra indignado con Pfizer por no querer dar a conocer las condiciones de compra.

Tras los dichos del director del Fondo Covax para América Latina, Santiago Cornejo, de que el Gobierno nacional rechazó las vacunas  contra el coronavirus de Pfizer ofrecidas por el mismo fondo; ahora se dio a conocer la carta que el por entonces ministro de Salud, Ginés González García, envió a principio de este año al Fondo COVAX poniendo en autos de que el laboratorio estadounidense aún no había enviado “la documentación antes requerida para evaluar las condiciones de dicha compra” y en la cual el país remarca en varias oportunidades su deseo de tener también las vacunas de origen alemán-estadounidense. 

La misiva tiene fecha del 24 de enero del 2020 y fue escrita por el entonces ministro de Salud, Ginés González García. En la misma, le comunica al fondo COVAX que se había abierto “la segunda ventana de oportunidad de compra de la vacuna contra COVID-19 producida por el laboratorio Pfizer para los países autofinanciados por el Mecanismo COVAX” y recuerda que en “la apertura de la primera ventana de compra, Argentina manifestó su interés en la adquisición de dosis de la vacuna de Pfizer y solicitó la copia del contrato bilateral con el objetivo de analizar los requisitos del productor”, pero aclara que el “contrato nunca fue remitido por COVAX”.

“Reafirmamos nuestro interés en la vacuna producida por Pfizer”, le escribió el gobierno a COVAX en enero de 2020COMPARTIR:

Detalla de que la “segunda ventana” estará abierta hasta el 4 de febrero y reitera que aún no se cuenta “con la documentación antes requerida para evaluar las condiciones de dicha compra”.

Además, Ginés destaca en la carta que Argentina “cumple con los requisitos solicitados por GAVI para acceder a las vacunas, a saber: la expresión de interés en las vacunas ARNm, el diseño de un plan de vacunación, la voluntad de utilizar más de un tipo de vacuna en la respuesta nacional, la aceptación del uso de etiquetas estándar, confianza en la lista de Uso de Emergencia de la OMS o Autorización de Uso de Emergencia o equivalente por una Autoridad Reguladora Estricta”. Y subraya que “Argentina procuró, en tiempo récord, mediante esfuerzos denodados y fuera de todo procedimiento usual de compra, la obtención de una autorización legislativa emanada del Congreso de la Nación, para poder cumplir las condiciones exorbitantes de adquisición solicitadas por este laboratorio, con el fin de acceder a la vacuna”.

Es decir, Ginés expresó la voluntad del Gobierno nacional de llegar a un acuerdo con el laboratorio Pfizer para sumar sus vacunas al plan de inmunización nacional, el cual cuenta, hasta el momento, con las vacunas Sputnik V, Sinopharm, Astrazeneca y Covishield (fabricada en India).

En ese punto, Ginés remarcó que las condiciones solicitadas por Pfizer son “exorbitantes” y detalla los motivos por los cuales aun no hubo acuerdo con el laboratorio: “La prórroga de jurisdicción favor de tribunales judiciales y arbitrales con sede en el extranjero, renuncias a la defensa de inmunidad soberana, indemnidad patrimonial (salvo fraude, dolo o negligencia), confidencialidad, pago por adelantado del precio de garantía y otras cláusulas excepcionales”; y que no tienen “precedentes comparables en el mercado internacional, así como los marcos de indemnización y responsabilidad atípicos requeridos”.

En la carta, el ahora ex ministro de Salud expresó que “a esta altura del proceso de negociación (N. de R. por enero de 2020), el no contar con los detalles del convenio bilateral de compra coloca a la Argentina en una situación inadmisible de contratación, que viola el marco de buena fe y cooperación en el que debería desenvolverse el negocio organizado por COVAX”.

“De no subsanarse, equivale prácticamente a consentir un abuso de la posición de Pfizer determinada por el contexto mundial de pandemia, al pretender obligar a la Argentina, ya no a suscribir un contrato de adhesión a cláusulas predispuestas por una sola de las partes, sino a firmar condiciones de compra desconocidas debido a la incerteza en las que nos colocan los mecanismos excepcionales de contratación que se nos imponen”, advierte Cornejo en la misiva que cuenta con tres hojas.

Para el final, el ministro de Salud recordó que el laboratorio contó con “6.000 voluntarios para el ensayo de fase 3” en Argentina y que esto convirtió al país en el que “más aportó al estudio clínico y que más casos de COVID-19 detectó”.

Reafirmamos nuestro interés en la vacuna producida por Pfizer; sin embargo, nos encontramos desconcertados ante el desconocimiento de las condiciones a las que se sujetará la adquisición, las que hasta el momento, y siendo inminente su suscripción, permanecen ignoradas para la Argentina”. concluye en la carta.

Fuente El Destape