Aníbal Fernández, criticó a los funcionarios que rodean a Alberto Fernández porque no asumen el protagonismo necesario en la comunicación de los actos de Gobierno y en las consecuencias que esas decisiones generan


En diálogo con la periodista Nancy Pazos en Rock And Pop, el dirigente peronista planteó: “Pidan la pelota, loco, dale; ayuden un poco al presidente que está haciendo un esfuerzo muy grande y no le saca el culo a la jeringa”.


“Nadie se ocupa salvo el presidente de la comunicación. No puede ser que él, que es muy bueno comunicando, se encargue de hacer todo. Esto en el fútbol se ve con facilidad cuando los volantes se esconden y nadie pide la pelota”, desarrolló.

Si bien evitó los nombres, apeló a una metáfora cuando le consultaron qué funcionarios están escondidos y no asumen roles más protagónicos en momentos sensibles para el futuro del país: “Esto es como el ciclista que va en la ruta y se chupa atrás del camión, hace menos esfuerzo y pedalea menos… Acá no hay ninguno que saque el pecho y se ponga adelante del parabrisas para que se le peguen los bichos a él”.

Fernández no es la única persona que cuestionó públicamente la estrategia comunicacional del Gobierno. Recientemente, diferentes expertos plantearon que sería adecuado correr al jefe de Estado del centro de la escena para no desgastar su figura. Una de las situaciones que expuso esta deficiencia fue el fallido anuncio de la expropiación de Vicentin. En estos primeros seis meses de gestión no han surgido roles de funcionarios fuertes que asuman el compromiso de enfrentar públicamente temas sensibles que necesitan una mirada política y esa tarea ha quedado relegada exclusivamente al Presidente.