Villegas, de 49 años de edad, fue encontrada sin vida en su casa en la zona conocida como El Desvío, a uno tres kilómetros del centro de la Ciudad de General Alvear.

Un pueblo conmovido marchó y pidió justicia por el crimen de Viviana Villegas (49) La mujer, propietaria de un quiosco en la zona de El Desvío, fue asesinada en su casa en ocasión de robo; su cuerpo fue encontrado por familiares en la mañana del domingo y presentaba heridas por arma blanca y golpes en la cabeza.

Pasadas las 21 horas familiares, amigos y vecinos en general se concentraron en la avenida principal y marcharon hasta la policía y el palacio municipal. A viva voz los convocantes exigieron justicia y también pidieron por más seguridad en el departamento.

Familiares de las víctimas, que encabezaron la marcha, fueron recibidos por el Comisario Pedro Constanzo, Jefe dela Policía departamental, y el intendente Walther Marcolini, quien en un principio marchó a la par de uno de los hijos de la mujer asesinada.

“Queremos garantías de que será un juicio justo y que esas personas se vayan del barrio”, se escuchó decir a uno de los familiares, “no queremos que entren y salgan por una puerta, queremos que vayan presos todos los que estuvieron en ese crimen”, agregaron mientras la marcha se extendía por las cuadras de la Avenida Alvear Oeste.

Mauricio Ciríca, uno de los hijos de la víctima, dijo a los medios que no quieren que el hecho se vuelva a repetir “no queremos que le pase a nadie lo que le pasó a mi mamá, la gente está cansada de que le roben y les peguen”, indicó

“Queremos seguridad y queremos justica por mi mamá, cada vez se pone más peligroso y la gente dice basta”, al final dijo que la causa va muy rápido “estamos teniendo respuestas favorables y se va esclareciendo todo muy rápido, ojalá termine todo bien”

El caso

Viviana Villegas, de 49 años de edad, fue encontrada sin vida en su casa en la zona conocida como El Desvío, a uno tres kilómetros del centro de ciudad.

Según testigos, la mujer fue encontrada totalmente desnuda, con golpes en la cabeza y “con algunos cortes de cuchillo”.

Fuente Alveardiario.com