El allanamiento fue pedido por la Fiscalía General de San Isidro. Las autoridades buscan esclarecer la muerte de Diego Maradona

La Policía bonaerense realizaba esta mañana, por pedido de la Fiscalía General de San Isidro, sendos allanamientos en la casa y el consultorio del médico Leopoldo Luque en el marco de la causa en la que se investigan las circunstancias de la muerte de Diego Armando Maradona, informaron fuentes de la fuerza y judiciales.

Uno de los procedimientos ordenados por el juez de Garantías sanisidrense Orlando Díaz se llevaba a cabo en un domicilio de la calle 30 de Septiembre al 1800, de la localidad de Adrogué, en la zona sur del conurbano, donde se encuentra el último médico del exastro futbolístico fallecido el miércoles pasado.

El giro en la investigación se produjo después que este sábado, los fiscales recibieron la declaración de Dalma, Giannina y Jana, las tres hijas reconocidas por Maradona, que fueron muy contundentes en contra de cómo se manejo el tratamiento de la salud de “Pelusa”.

Las hijas le reclamaron a la Justicia conocer cuáles eran el tratamiento y los medicamentos que recibió Maradona en sus últimas semanas de vida, principalmente desde que apareció el hematoma subdural en la cabeza, que por recomendación de Luque, fue operado en la Clínica de Olivos.

Audio: así fue el llamado al 911 que realizó el médico de Diego Armando Maradona

Pero además Luque quedó imputado del delito de “homicidio culposo”, siendo notificado formalmente hoy mientras se allanaba su domicilio en Adrogué, y su consultorio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los allanamientos se realizaron por pedido del equipo de fiscales encabezado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad; e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren; y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra.