Los fondos de inversión, principales acreedores de Argentina, plantean no aceptar nuevamente la oferta de reestructuración de deuda que les presentó el país, cuando faltan apenas cinco días para que venza el plazo en el que deben dar su respuesta definitiva.
“Cada uno de los tres grupos de tenedores de bonos y las instituciones que representan, junto con varios otros inversores, desean reiterar y dejar en claro que no pueden respaldar la oferta de intercambio recientemente anunciada, y no entregarán sus bonos en dicha oferta”, afirmaron en un comunicado.

Los fondos de inversión, que representan cerca de 80% de los acreedores de Argentina y ostentan por ello una posición de bloqueo en la operación de canje, están agrupados en los comités Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos, Comité de Acreedores de Argentina y Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de Cambio de Argentina, que suscriben el comunicado.

Estos grupos -que ya hace días habían manifestado públicamente su rechazo- consideraron que la oferta argentina implica que sus acreedores “sufran pérdidas desproporcionadas que no son justificadas ni necesarias”.

La oferta de canje de deuda del gobierno de Alberto Fernández alcanza a 66.238 millones de dólares en bonos emitidos bajo ley extranjera. Contempla tres años de gracia, además de una quita de 62% sobre los intereses (37.900 millones de dólares) y de 5,4% sobre el capital (3.600 millones de dólares).

Los acreedores tienen tiempo hasta este viernes para adherir a la oferta.

Pese a insistir en su rechazo, los comités indicaron este lunes que “cada uno de los tres grupos está preparado para discutir constructivamente con Argentina, con el objetivo común de encontrar una solución viable a los desafíos financieros” del país.