Dos vinos de Catena Zapata fueron calificados con el puntaje perfecto -100 puntos- por el prestigioso e influyente crítico norteamericano James Suckling

En su informe anual, el especialista destacó: “He estado yendo a Argentina a probar vinos cada año durante los últimos seis años y nunca he encontrado tantos vinos excelentes, es un año de referencia para esta nación productora de vino.”

Del informe, en el que se destacan estos cinco vinos de Argentina, cuatro son mendocinos: dos de la bodega Catena Zapata, Adrianna Vineyard River Stones Malbec 2018 y White Bones Chardonnay 2018; también está Viña Cobos, con su Viña Cobos Malbec 2017, y el joint venture entre Terrazas de los Andes y el francés Cheval Blanc con su Cheval des Andes 2017.

Entorno económico aprovecho la ocasión para dialogar de manera exclusiva con Alejandro Vigil al frente de la enología de la Bodega Catena Zapata sobre estos logros en particular y sobre la cosecha 2020 y por supuesto sobre cómo se manifestará el mercado ante este nuevo paradigma llamado COVID 19.

¿Qué significa lograr este tipo de logros en estos tiempos tan complejos?

Siempre es un impacto para la región los altos puntajes y te da una visibilidad en todo el mundo,  así que yo siempre pienso que nos ayuda como “Marca Argentina”, eso es innegable.

Este tipo de logros le hacen muy bien a una región, a una actividad como la nuestra y nuestro país en general. Es la conjunción entre una visión de Nicolás Catena en plantar un viñedo como Adrianna y la consistencia del trabajo año a año.

¿Qué características tiene cada uno de los vinos?

Lo más importante es que provienen de un solo viñedo, el Viñedo Adrianna, en el Valle de Uco, en Tupungato, un una zona alta, la que normalmente da los vinos que están en la cima de todas las listas del mundo. Lo más interesante es que reúne las característica de una zona más allá del varietal.

¿Cómo le “pega” esto del coronavirus al mercado y como vez la post crisis?

La situación que estamos pasando es muy fuerte, potente y tenemos que lograr un equilibrio entre el sector privado y el estado para sostener y contener el problema social que pueda acarrear una situación como esta. Hay que discutir y lograr que el país siga funcionando y las empresas también y sigan dado contención. El estado no se puede quedar sin dinero para apuntalar los pilares fundamentales que son la salud y la educación y los privados,   las empresas no se pueden quedar sin dinero para pagar los sueldos y contener a la gente, así que estamos ante un equilibrio que va a ser difícil.

¿Cómo fue la cosecha este año?

Estamos frente a una gran cosecha, muy extraña porque ha sido caliente y seca pero por suerte si uno ha cosechado en el momento optimo, la conjunción entre baja cantidad de uva, la temperatura alta y la sequía hacen que posiblemente hayamos que cosechar hasta 40 dias antes. La verdad es que estamos esperanzados en cómo van a evolucionar los vinos  porque son excepcionales.

¿Que le aconsejarías a un consumidor para que saque provecho de esta cuarentena con respecto a encontrar nuevos vinos?

Siempre digo que el vino que vayan probando. Para Los que no toman siempre les digo que hay un vino que les va a gustar porque hay una gran diversidad y cantidad de vinos que ayudan a que te guste y lo segundo ser moderados en cuarentena e ir probando y descubriendo en cuarentena ya que tienen tiempo de destapar una botella y durante el día probar una copa luego otra. Ir descubriendo lo que pasa con esto que le llamamos aireación, o cómo es un malbec joven. Probar vinos y cosas nuevas, no necesariamente caros. Lo importante es despertar curiosidad, lo importante es probar y probar porque hay tantos vinos como personas.

Sebastián Pérez Dacuña – [email protected]