En una entrevista el presidente se refirió a los salarios, a la llegada de vacunas, al inicio de clases en Argentina, y a la posibilidad de subir las retenciones al campo.

El presidente Alberto Fernández advirtió sobre la necesidad de que “el salario mejore en términos reales”, pero evitó dar un porcentaje al remarcar que “las paritarias son libres y es una discusión de cada sindicato”.

En un reportaje a Página/12, Fernández criticó la gestión económica del expresidente Mauricio Macri debido a la pérdida que tuvieron los salarios en sus cuatro años de Gobierno.

Al ser consultado si el Gobierno tiene el porcentaje de aumento que deben recibir los trabajadores de cada actividad, Fernández respondió: “No, porque yo digo las paritarias son libres y es una discusión de cada sindicato”.

Agregó que Argentina viene de “una pérdida del salario de cuatro años que en términos reales fue del 20 por ciento. Necesito que el salario mejore en términos reales. Ahora, si alguien pretende recomponer los 20 puntos en un año, estamos en un problema. Hay que ir con paulatinamente, mejorando el ingreso”.

Sobre cómo evoluciona la actividad económica, Fernández dijo que “tengo la certeza de que el último trimestre del año pasado la economía empezó a moverse bien y que va a tener un impulso vertiginoso”.

Por otro lado advirtió que el Gobierno podría “subir las retenciones o poner cupos” si los exportadores de alimentos trasladan a sus productos “los precios internacionales”, y afirmó que esto no significa que su administración esté “contra el campo”, sino “a favor de la mesa de los argentinos”.

“El productor de carne tiene la posibilidad de vendérsela al carnicero o vendérsela a China a un precio enorme. Yo necesito que ellos exporten porque necesito dólares que entren. Pero lo que no pueden es trasladar a los argentinos los precios internacionales porque no producen en precios internacionales. Ellos no producen en dólares”, afirmó.

Ante este escenario, dejó en claro que “el Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones o poner cupos, decir esto no se exporta. Y no hay mucho más tiempo para que decidan”. 

Sobre la vuelta a clases, Fernández afirmó “nadie quiere que las clases no empiecen” en forma presencial, pero remarcó que “el Estado tiene que garantizar las condiciones seguras” para el regreso a las aulas en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Por último el presidente indicó que el 15 de febrero próximo se normalizará la provisión de las vacunas Sputnik V y se mostró esperanzado en que “de acá el 31 de marzo” Argentina reciba la cantidad de dosis “que Rusia se comprometió a entregar” y así “acelerar la vacunación al máximo”.


-->