YPF activó el protocolo sanitario para evitar que el virus se propague en la empresa.

Tres empleados de la Refinería de Luján de Cuyo tienen coronavirus y por eso, YPF procedió a aislar a otros 50 trabajadores que mantuvieron contacto con ellos.

Los hombres se contagiaron en una reunión familiar, de la cual había participado un fiscal del Valle de Uco, que el sábado pasado había dado positivo.

Desde ese momento quedaron apartados y una vez que se confirmó que también estaban contagiados, YPF decidió aislar a los demás trabajadores que compartieron actividades con ellos.