El ministro de Economía, Martín Guzmán; y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, mantuvieron esta tarde una “excelente reunión” con la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) que visita el país, aseguraron esta tarde fuente oficiales a Télam

Guzmán, Pesce y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, recibieron en el Palacio de Hacienda a la directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack, y Luis Cubeddu, jefe de la Misión para Argentina.

Esta fue la primera reunión que mantuvieron los funcionarios con los integrantes de la misión técnica del FMI en el marco de las conversaciones iniciadas para acordar un nuevo programa de financiamiento para la deuda de US$ 44.000 millones que la Argentina tiene con el organismo.

Los representantes del Fondo tienen previsto también mantener reuniones, por separado, con técnicos del Banco Central y con funcionarios del Ministerio de Economía.

Kozack, junto al delegado permanente del FMI en Argentina, Trevor Alleyne, y Cubeddu, también mantendrán encuentro con legisladores, y representantes de la Unión Industrial Argentina y de la Confederación General del Trabajo, entre otras entidades.

Horas antes de la reunión, La titular del FMI, Kristalina Georgieva, hizo declaraciones sobre la misión que visita el país. “Venimos a escuchar al pueblo Argentino”, aseguró.

“Deseo a la gente de Argentina todo lo mejor en este momento tan difícil”, comenzó diciendo la titular del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva en el reportaje periodístico que brindó a CNN en Español. “No venimos con la idea de ‘bueno, veamos cómo podemos ajustar aún más el gasto en estos tiempos’”, destacó.


La funcionaria señaló que “Argentina ha sido golpeada dos veces, una por las dificultades económicas, el aumento de la pobreza, la inflación y las medidas que se han tomado para estabilizar la economía” y luego recordó que el segundo impacto fue por la pandemia. “Ha hecho bien en contener la pandemia. Sin embargo, allí, especialmente en las zonas pobres muy congestionadas, todavía hay un impacto significativo en el bienestar de las personas”, afirmó.