Un acuerdo político entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados permitirá avanzar esta semana en un dictamen consensuado sobre el proyecto para regular la modalidad de teletrabajo, en el que se fijarán los requisitos mínimos para garantizar derechos y obligaciones de los trabajadores y se establecerá que las adecuaciones a cada actividad serán incorporadas en los convenios colectivos de trabajo.

Otro punto clave del despacho consensuado es que los trabajadores conservarán la misma representación sindical que aquellos que lo hacen en forma presencial; el carácter voluntario que tiene esa modalidad de trabajo y también la posibilidad de revertirlo por parte de los empleados.


El Frente de Todos -que conduce Máximo Kirchner- buscará emitir este lunes el despacho acordado entre las bancadas parlamentarias en un plenario de la comisión de Legislación del Trabajo, tras la reunión informativa en la que expondrán los representantes empresarios, aunque Juntos por el Cambio aspira a que eso se concrete en dos tramos, el martes y el miércoles.

El oficialismo quiere tener listo el dictamen ya que sería uno de los temas que podrían debatir en una eventual sesión, si finalmente hay acuerdo con extender la vigencia del Protocolo para que seguir realizando reuniones de comisiones y sesiones en forma virtual, mientras persista la pandemia del coronavirus.


Pero en forma independiente de los acuerdos políticos para sesionar entre el presidente de la cámara, Sergio Massa, Máximo Kirchner, y la conducción de Juntos por el Cambio, que encabeza el radical cordobés Mario Negri, la voluntad de los diputados es emitir esta semana un despacho consensuado sobre la modalidad de teletrabajo.


El borrador de dictamen que considerarán los diputados está redactado en base a 18 proyectos presentados por legisladores de todas las bancadas y busca privilegiar el acuerdo de mantener solo una regulación general para que luego los gremios y empresarios avancen con la letra chica en los convenios colectivos.