Publicidad

26° Mendoza

Domingo, enero 23, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$109,2500

Dólar Ahorro/Turista

$181,15

Dólar Blue

$219,00

Dólar CCL

$218,82

Euro

$118,4885

Riesgo País

1916

26° Mendoza

Domingo, enero 23, 2022

RADIO

ONLINE

Un especialista en comunicación analizó la nota de Wanda Nara con Susana Giménez y reveló un fuerte dato: "Ella no confía en él"

Hugo Lescano descubrió a través de la pose y la mirada de la mediática una infinidad de información impactante

Redacción
26/11/2021 14:43

Este jueves, en Intrusos analizaron la entrevista que le hizo Susana Giménez a Wanda Nara tras el escándalo con Mauro Icardi y la China Suárez. Allí, un especialista en comunicación no verbal descubrió detalles sorprendentes sobre la relación de la pareja.

Hugo Lescano hizo un apartado especial sobre la mirada de Wanda en el momento en que Mauro Icardi hizo su entrada en el improvisado estudio que se armó en una habitación del Hotel Ritz, y aseguró que ella “no confía en él”.

“Para trabajar el perdón, necesitaba volver a confiar ciegamente en la persona que tenía al lado. Yo pongo las manos en el fuego por él en todo”, fueron las palabras con las que Wanda definió la actualidad de la pareja, y que fueron puestas en duda por Lescano.

“La mirada de Wanda es un M54, y es ‘la mirada del acecho’. Está nomenclado en los códigos de comunicación no verbal”, explicó el especialista. “Es algo distinto a lo que hizo en los tapes anteriores con Susana, cuando habla y mira hacia abajo”, agregó.

Esa es la mirada de la vergüenza. Alguien preguntó por qué Wanda no mira a Susana a los ojos. Y eso es porque en toda la entrevista, ella mostró dos emociones: la tristeza y la vergüenza de tener que contar qué hizo Mauro Icardi”, aseguró Lescano.

“(La de Wanda) es esa mirada de acecho que hacemos cuando desconfiamos. Se prepara porque mucho no le cree a la persona que está delante, pese a que ella dijo que sí confía. Esta mirada es de desconfianza. Wanda Nara no confía en Mauro Icardi aunque tiene empatía y lo muestra con su pierna cruzada hacia él”, concluyó Hugo Lescano.