¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Tristeza nacional: Murió Carlitos Balá

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

20° Mendoza

Lunes, septiembre 26, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$151,7500

Dólar Ahorro/Turista

$267,31

Dólar Blue

$286,00

Dólar CCL

$313,70

Euro

$141,1204

Riesgo País

2574

20° Mendoza

Lunes, septiembre 26, 2022

RADIO

ONLINE

Tristeza nacional: Murió Carlitos Balá

El querido actor de 97 años había sido internado el jueves. La triste noticia la confirmó su nieta  en las primeras horas de hoy.

Redacción
23/09/2022 08:09
Hasta siempre maestro.

 

Murió Carlitos Balá a los 97 años. El querido actor partió el jueves a las 21.30 según lo confirmó su nieta Laura Gelfi. “Estamos devastados pero unidos y así se fue él, con la familia unida y mucho amor”, dijo con tristeza la joven sobre la partida de su abuelo.

Dejó un recuerdo imborrable en varias generaciones.

Balá comenzó a sentirse mal este jueves y ante su dolencia, su familia lo llevó hasta dicho centro médico donde los profesionales decidieron dejarlo en observación y realizarle estudios.

El creador de la mítica frase “¿Qué gusto tiene la sal?” estaba internado desde ayer en el Sanatorio Güemes. “Tuvo mareos en su casa, lógico de su edad, y lo llevaron al sanatorio. Los médicos decidieron dejarlo en observación”, contaba en ese momento su representante Maximiliano Marbuk.

 

 

El inventor de términos como “sumbudrule” y del “chupetómetro”, que comenzó trabajando como vendedor ambulante en una línea de colectivo, se convirtió en un referente de grandes y chicos y varias generaciones crecieron a su lado y hoy lo llorarán. Había celebrado sus 97 el 13 de agosto pasado rodeado de su familia.

¿Quién por ejemplo no dejó su chupete gracias a él? “El colmo de tener de abuelo a Carlitos Balá… ¡nunca use chupete!”, contó hace unos años Laura, quien también es cocinera, a este sitio en ese momento, lo definía: “Es una persona alegre, graciosa y que admiro mucho. Siempre hace chistes, jugábamos mucho. Anécdotas hay miles. Todos los veranos íbamos a Mar Del Plata y nos divertimos muchísimo”.

Más allá del personaje, contaba cómo era como abuelo: “Me malcría como casi todos los abuelos a sus nietos. Pero con la excepción que estar con él es reírse a cada segundo”.