Publicidad

3° Mendoza

Sabado, junio 25, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$128,7500

Dólar Ahorro/Turista

$213,10

Dólar Blue

$226,00

Dólar CCL

$237,17

Euro

$131,1105

Riesgo País

2400

3° Mendoza

Sabado, junio 25, 2022

RADIO

ONLINE

Los Gardelitos ratificaron que son más que locales en Mendoza

Por Martín Fernández / Fotos: Nicolás Rios

Redacción
15/05/2022 13:20

Después de tres años, pandemia de por medio, Los Gardelitos volvieron a demostrar que esta ciudad es una capital gardeliana en el interior del país. La banda liderada por Eli Suarez agotó localidades y dejó en claro que el rock sudaka está más que vigente.

Ese mensaje pareció bajar desde el escenario con la primera canción de las 25 que tocaron. Tras una larga espera, minutos antes de las 22, comenzó el show con “Viejo y querido rocanrol”. “Me dieron por muerto y acá estoy”, entonó Eli junto a sus compañeros María Rosa (acústica), Jorge Rossi (bajo) y Toto Ciccone (batería).

Sorpresivamente siguieron “Gardeliando”, “No puedo parar mí moto” y “Los Querandíes”, que acostumbraban ser bises de cierre. A esa altura el auditorio ya había tomado temperatura veraniega.

El recital continuó con varias canciones de autoría del Eli y en el medio, hubo un encuentro con el público hermoso: la gente comenzó a corear “Korneta es de Mendoza” por el difunto fundador de la banda, oriundo de San Martín, y los músicos respondieron poniéndole acordes a la ovación.

También hubo tiempo para unos tanguitos rockeados, dónde se lució una pareja de bailarines y los muñecos inflables de la escenografía tomaron vida propia.

Cabe destacar que el escenario tenía pintados a ídolos del palo, como una especie de homenaje, a pesar de que puntualmente dos son amigos, como Pato Fontanet y Chizzo Napoli. El Indio Solari y Luca Prodan completaron las pinturas.

Por otro lado, hubo espacio para la conciencia social cuando Eli dedicó “Calles calientes” a los barrios de Las Heras y de San Martín. “Déjame ayudarte a cambiar este mundo de mierda”, reza la canción. Y también recordó a los 30.000 desaparecidos de la última dictadura con “Hay que enterrarlos vivos”.

Sobre el cierre sonaron “Nadie cree en mí canción”, “Sortilegio de arrabal”, “Puño y letra”, “Comandante Marcos”, “Anabel” y “Mezclas raras”. Solamente faltó “América del Sur” que hace alusión directa a nuestra provincia, pero no importó demasiado. Quedó clarísimo que acá, son más que locales.