Además debido a esta presentación, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta este martes para que Cadile decida si se inhibe o no en la actuación de la causa, informaron las fuentes

Los abogados defensores de la monja japonesa Kumiko Kosaka, una de imputadas en el segundo juicio por abusos en el Instituto Próvolo de Mendoza, presentaron el lunes una denuncia contra el juez Horacio Cadile y algunos fiscales tras recibir copias de un presunto chat de WhatsApp donde se hace referencia a la mujer en tono de burla y se abrió un sumario para investigar a los magistrados, confirmaron fuentes judiciales.

“Informamos que en el día de la fecha, la defensa de la imputada Kumiko Kosaka, representada por el Dr. Carlos Varela Álvarez y Dr. Lucas Fallet presentó ante el tribunal una copia de un chat de WhatApp del ámbito privado del presidente del Tribunal Dr. Horacio Cadile con algunos fiscales, en los que se hace referencia a la imputada”, indicaron en un comunicado del Poder Judicial.

Por su parte, el presidente de la Suprema Corte, Dalmiro Garay, informó que se procedió a abrir un sumario a fin de investigar la denuncia de los representantes legales de Kumiko Kosaka.

También el procurador general, Alejandro Gulle, hizo lo propio con todos los fiscales que habrían participado de la charla.

A su vez se procederá a hacer una regulación de los teléfonos oficiales utilizados por los funcionarios, detallaron los voceros.

La acusación de los defensores sostiene que Cadile integra un grupo de chat privado en la aplicación WhatsApp y que, junto a él, interactúan varios fiscales mendocinos y, según las capturas de los mensajes intercambiados ante algunos comentarios de los fiscales, el juez habría respondido, en tono de broma: “Kumiko y yo somos amantes”.

La monja de 46 años, quien cuenta con 7 imputaciones como autora y partícipe de los abusos es la única acusada de las nueve imputadas que llega a este segundo debate que comenzó a principios de mayo en prisión con la modalidad domiciliaria.

En tanto, en un texto difundido por sus abogados defensores a diversos medios de comunicación indicaron que han “acompañado un sobre que se nos ha hecho llegar y que contiene los chats de un grupo de WhatsApp denominado “Es corta la bocha”, aparentemente integrado por varios fiscales de Mendoza, como Tomás Guevara, Fernando Giunta, Facundo Garnica, Gabriel Ticheli, Mauro Perassi, Gonzalo Marzal, el ahora Juez Horacio Cadile y otros”.

“Lo más llamativo es que el juez Horacio Cadile, que integra ese grupo de fiscales, presuntamente hace una referencia a Kumiko Kosaka ante el también presunto comentario del fiscal Tómas Guevara que dice “me han dicho que la Kumiko está practicando karate y lo único que quiere es un rato a solas con el Juez”, a lo que Horacio Cadile habría escrito “Kumiko y yo somos amantes”.

“La vergüenza nos invade más que como abogados como ciudadanos que creemos que las personas que juzgan e investigan no hacen esas referencias sobre los que están bajo su mirada”, indica otro fragmento del texto difundido.

La defensa de Kumiko ya había solicitado anteriormente la recusación del juez que preside el tribunal al entender que había preopinado en la causa.


-->