Este fin de semana se desarrollaron rastrillajes en busca de rastros de Franco Jesús y Kevin Álvarez. Los investigadores analizan sí recibieron amenazas.

Este lunes se cumple una semana de la desaparición de los hermanos Franco Jesús (28) y Kevin Luciano Álvarez (18), quienes fueron vistos por última vez el lunes pasado, cuando salieron de su casa de Colonia Bombal (Maipú) y se despidieron de su madre para supuestamente ir a cobrar un dinero por un trabajo realizado de albañilería.

Según la denuncia radicada por su padres, los muchachos se despidieron y dijeron que iban hasta Guaymallén donde cobrarían un dinero por el pago de un trabajo realizado de albañilería, pero nunca regresaron.

La causa se inició como una averiguación de paradero, pero al pasar los días intervino personal de la División Homicidios, dado a unas supuestas intimidaciones que uno de los hermanos había recibido via celular.

Mientras tanto hoy, se aguardan los resultados de peritajes de unos celulares pertenecientes a allegados a los Álvarez, los cuales podrían arrojar alguna pista.

En tanto, este fin de semana efectivos realizaron una serie de rastrillajes con canes adiestrados en calle Buenos Aires de Rodeo del Medio, medida que fue solicitada por la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, quien lidera el expediente.

Según trascendió en fuentes judiciales, los canes siguieron rastros de los hermanos hasta un kiosco de la zona de donde se confirmó que estos habrían tomado allí algunas bebidas.

La denuncia fue radicada en la Oficina Fiscal Nº 16 de la Comisaría 49ª y a partir de allí se inició la búsqueda.


-->