Se concretaron los primeros pedidos de empresas brasileras interesadas en compañías argentinas que exporten uva en fresco y pasas de uva. Es el primer pedido tras la reunión que mantuvo el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, con COVIAR y distintos representantes de la industria vitivinícola y los gobiernos de San Juan y Mendoza.

A poco más de un mes de la reunión que se llevó a cabo entre el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli y COVIAR, junto a las cámaras de vino a granel y mosto, productores de uvas y pasas de San Juan, el Instituto Nacional de Vitivinicultura, el Gobierno de San Juan y ProMendoza, ya se realizaron los primeros pedidos de exportaciones vitivinícolas, provenientes del vecino país, principal socio comercial del Mercosur y mayor economía de Sudamérica.

Se trata de empresas de Salvador de Bahía y Porto Alegre que ya iniciaron contacto a través de sus consulados con la Dirección Nacional de Promoción de Exportaciones (DNPEX) y la Subsecretaría de Promoción del Comercio e Inversiones (SUPCI), del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación. En todos los casos se trata de empresas que están interesadas en entablar contacto comercial con compañías argentinas que exporten uvas en fresco de la variedad Red Globe y pasas de uva. Quieren comprar y están buscando vendedores.

Por un lado, la cadena SUPERMERCADOS IMEC de Porto Alegre busca contactar empresas argentinas que exporten uvas Red Globe y pasas de uva. Por otro, la empresa FERMENTÃO de Salvado de Bahía está interesada en compañías que exporten pasas de uva.

En ambos casos, quienes estén interesados en exportar a Brasil pueden contactarse con la Sección Económica y Comercial de los consulados en Salvador de Bahia y Por Alegre, cuyos datos de contacto se encuentran en el sitio web de la Cancillería Argentina, en www.cancilleria.gob.ar/es/representaciones.

Asimismo, quienes deseen conocer más sobre éstas y otras oportunidades comerciales pueden ingresar en el Portal Argentina Trade Net (www.cancilleria.gob.ar/es/argentinatradenet/oportunidades-comerciales).

De esta manera, empiezan a concretarse los primeros objetivos del encuentro llevado a cabo en agosto, el cual también contó con un fuerte respaldo por parte del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, para sumar a los esfuerzos públicos y privados la promoción de las exportaciones de Argentina en los mercados del mundo y en países estratégicos como Brasil.

Lo que la cadena vitivinícola integrada en la COVIAR, en articulación con el sector público nacional y el de las principales provincias productoras como son Mendoza y San Juan, le había planteado al nuevo embajador en Brasil, Daniel Scioli, y a su equipo de gestión, es el potencial que tiene la producción argentina para crecer y ganar mercados en Brasil y la necesidad de ir bajando barreras sanitarias o reglamentaciones que hoy le cierran este mercado. Asimismo, también se había planteado la necesidad de avanzar en esquemas de promoción conjunta de la producción vitivinícola de Argentina en Brasil.

“Estamos muy esperanzados con estos primeros resultados de nuestra reunión con el embajador Daniel Scioli, ya que, además de ayudar a destrabar y abrir mercados para productos con gran potencial como el mosto, la uva en fresco o el vino a granel de Argentina en Brasil, esto nos permite confiar en una importante recuperación para el mercado de la vitivinicultura argentina”, señaló José Zuccardi, presidente de COVIAR.

Brasil, un aliado estratégico para la vitivinicultura argentina

Brasil es es el cuarto principal destino para el vino argentino que se exporta fraccionado (datos al 2019) y que registra un importante crecimiento del 6,9% en volumen durante el primer semestre de 2020, en la comparación interanual, según datos aportados por el Observatorio Vitivinícola Argentina, unidad ejecutora de COVIAR que se administra junto con la Bolsa de Comercio de Mendoza.

Pero además, Brasil es un mercado importante para el mundo del vino en general, en el que Chile concentra el 44% de las importaciones totales de vinos fraccionados (120 millones de litros en el 2019) y del que Argentina sólo participa con el 15%. Además, aún siendo Argentina el mayor socio comercial de Brasil en el Mercosur, el vino a granel argentino no llega a este mercado que tiene como importador principal a Portugal con el 72% del negocio, seguido por Chile con el 20%, según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino.

Hoy el granel de Argentina no se puede exportar a Brasil por una traba reglamentaria que impide enviar vinos en envases superiores a los 5 litros. Un punto central de una reglamentación prohibitiva que también le cierra este mercado al jugo de uva concentrado de Argentina, que es el mayor exportador mundial de este endulzando natural. Dicha problemática fue expuesta al nuevo embajador Scioli por las cámaras sectoriales presentes en la reunión, para que inicie conversaciones formales para intentar modificar o eliminar esta restricción.

Distinto es el caso de las pasas de uva, ya que Argentina es el gran jugador en el mercado brasilero concentrando el 87% de las importaciones, mientras que en la uva en fresco Argentina está relegada al 22% frente a Chile que ostenta el 63% principalmente por regulaciones y trabajas sanitarias que le impiden a la fruta nacional crecer más en este país.