El canadiense Christipher Plummer, leyenda viviente de Hollywood con más de siete décadas de trayectoria, ganador del Oscar y recordado por filmes como “La novicia rebelde” y “Todo el dinero del mundo”, falleció hoy a los 91 años en su casa de Connecticut, Estados Unidos

La noticia fue confirmada por su familia y difundida por medios especializados estadounidenses, que detallaron que el actor, que aún se mantenía activo en su oficio con varias películas recientes y proyectos para los próximos meses, murió “pacíficamente” acompañado por su esposa.

Plummer pasó los últimos 75 años tanto en las tablas como en pantalla. Su trayectoria cuenta con más de 100 películas, entre las que destaca su trabajo como el Capitán John Von Trapp en el clásico de 1965 dirigido por Robert Wise.

Sin embargo, el actor estuvo “furioso” durante décadas por su trabajo en dicha cinta. Según dijo a The Guardian en 2018, cuando descubrió que su voz de cantante iba a ser doblada en La novicia rebelde, no podía creerlo.

“Había trabajado en mi canto durante tanto tiempo, pero en esos días, tenían a alguien capacitado que cantaba a través del doblaje. Dije: ‘¡La única razón por la que hice esta maldita cosa fue para poder hacer un musical en el escenario en una película!’”.

Pero al tiempo expresó que su disgusto con la producción ya no era tal. “He hecho las paces con ella. Me molestó muchísimo al principio. Pensé: ‘¿Esta gente nunca ve otra película? ¿Es este el único que han visto? … Pero estoy agradecido con la película, y con Robert Wise, que es un gran director y un caballero, y con Julie [Andrews], que sigue siendo una gran amiga”, citó el medio británico.

Si bien tuvo una carrera de más de siete décadas como actor, su primera nominación al Oscar la obtuvo recién a los 80 años por la cinta La última estación en 2009. Y dos años después, fue galardonado con la estatuilla dorada.

Así mismo, figura como el nominado de la Academia de mayor edad, tras ser postulado en 2018 por interpretar a J. Paul Getty.

Lou Pitt, su amigo y manager por 46 años, dijo: “Chris era un hombre extraordinario que amaba y respetaba profundamente su profesión con excelentes modales a la antigua, un humor autocrítico y con musicalidad en sus palabras. Era un tesoro nacional que disfrutaba profundamente de sus raíces canadienses. A través de su arte y su humanidad, tocó todos nuestros corazones y su vida legendaria perdurará para todas las generaciones venideras. Él estará para siempre con nosotros“, reportó Deadline.


-->