“No es justo lo que le hicieron. Pido a Dios y a la gente que se haga Justicia y que esto no quede impune”, expresó

La madre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en la puerta de un boliche de Villa Gesell, dijo hoy que le cayó “pesado” el pedido de liberación de dos de los rugbiers detenidos por el hecho.

Así lo expresó luego que la fiscal Verónica Zambroni solicitara la libertad de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes no pudieron ser ubicados en el grupo agresor.

“Me cae un poco pesado. Deberían darle preventiva a los diez, porque para mí todos son cómplices”, sostuvo Graciela Sosa en declaraciones a Radio Rivadavia.

“Se hizo justicia”, el descargo del padre de un rugbier liberado

El padre de Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers al que la Justicia de Dolores ordenó liberar en el marco de la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, consideró este lunes que “se hizo justicia” con su hijo.

“Es todo muy triste por la familia de Fernando Báez pero con Juan Pedro se hizo Justicia”, expresó Raúl Guarino.

Guarino, al igual que Alejo Milanesi, es uno de los rugbiers a quien la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni pidió liberar por considerar que actualmente no hay suficientes pruebas en su contra para dictarle la prisión preventiva por el homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas de Báez Sosa.

Tras esa petición, el juez de Garantías de Dolores David Mancinelli ordenó las liberaciones, que se hicieron efectivas durante la tarde del lunes.

Hasta el momento, Máximo Thomsen (20), Lucas (18), Ciro (19) y Luciano (18) Pertossi, Matías Benicelli (20), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20) están detenidos en el Penal de Dolores como acusados de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Para la fiscal Zamboni, Thomsen y Ciro Pertossi están imputados como “coautores”, mientras que al resto los consideró “partícipes necesarios”.