El Liverpool cimentó su triunfo contra el Crystal Palace (3-0) con los saques de esquina, desde donde surgieron los tres goles del partido

Un tanto de Mané, otro de Mohamed Salah y el tercero de Naby Keita fueron suficiente para que los de Jürgen Klopp vencieran a un incómodo Palace, que trató de jugar de igual a igual en Anfield.

Salah fue quien propició la llegada de los tres tantos. Primero en una jugada ensayada en un córner donde remató en el primer palo, Guaita rechazó y Mané lo aprovechó para romper el cero; más tarde, a diez minutos para el final, Salah empaló una pelota suelta en el área tras otro saque de esquina.

Además, Salah puso el córner del tercero: Guaita despejó en primera instancia, pero no pudo hacer nada ante la volea de Keita desde fuera del área.

El Liverpool salvó con dos victorias una semana complicada y se posiciona como líder de la Premier con trece puntos, a la espera de lo que haga el Manchester United el domingo. Los ‘Reds’ visitarán entre semana al Norwich City en la Copa de la Liga.


-->