El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Tiempo Libre Recomendaciones Domingo, 23 de Diciembre de 2018

Cinco películas esenciales de Navidad para ver con tus hijos

Ya ha empezado la temporada de las fiestas, y eso significa que es el momento perfecto para sentarte en frente de la televisión y ver películas navideñas con tus hijos. Pero hay muchísimas, y la mayoría son terribles.

Domingo, 23 de Diciembre de 2018
Diario Jornada El diario gratuito de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram
Las películas a continuación no son terribles. Son las mejores: las cinco películas navideñas más increíbles en la historia del cine. Es esencial que las veas con tus niños (bueno, solo si te gusta celebrar la Navidad, por supuesto).

Elf, el duende



¿A qué tipo de persona no le gusta Elf, el duende? La interpretación de Will Ferrell de un humano grande que piensa que es un duende y sus aventuras en Nueva York se mueve rápidamente y tiene todo los elementos de una película navideña perfecta. Tiene un subtrama de un hombre cínico que se redime, romance, un mensaje de aceptación y hasta Santa Claus.
Tampoco es una película solo para niños. Hasta los adultos más cínicos disfrutarán del humor y de la comedia de Ferrell. Hay algunas palabrotas, y unas secuencias de acción podrían abrumar a niños muy pequeños, pero en general, Elf, el duende es una de las mejores películas de Navidad para todas las edades.
Cuento de Navidad



La historia clásica de Charles Dickens básicamente inventó la Navidad. La primera versión de la película se estrenó en 1910 y desde entonces, el cuento de redención de este hombre tacaño se ha hecho, rehecho e imaginado de nuevo en varias formas diferentes. Es imposible escoger la mejor versión de esta historia, así que aquí hay algunas opciones.
Para una versión clásica, no puedes escoger una mejor que la de 1955. Ten en cuenta que es una película en blanco y negro. Por lo tanto, asegúrate de que a tu hijo no le importe este detalle y que tenga una capacidad de atención adecuada.
Por otro lado, la versión corta de Disney llamada La Navidad de Mickey agradará hasta a los niños pequeños. También puede intentar complacer a niños de varias edades con El cuento de Navidad de los Muppets, en la cual Michael Cain interpreta a un Scrooge excelente. Si tienes a niños mayor de 12 años, lo pasarán bien con Los fantasmas atacan al jefe. Eso así, escoge la versión semi moderna con Bill Murray.
Historias de Navidad



Historias de Navidad es una película cuidadosamente equilibrada. Es una película que genera emociones honestamente sin convertirse en basura. Bueno, quizá comete un error: la escena poca sensible al racismo en el restaurante chino. Estrenaron una versión “en vivo” de la película en 2017 que hace bromas de esa misma escena, así que esa podría ser otra opción. Sin embargo, es muy larga, y las canciones originales quizá no están destinados para convertirse en canciones navideñas clásicas. Por lo tanto, quizá deberías verla con tu hijo y explicarle que burlarse de los acentos de otros no está bien.
Solo en casa



A los niños les encanta. Los padres la odian. Bueno, muchos padres la odian. En esta película clásica de 1990, un niño de ocho años llamado Kevin McCallister vive el sueño de cada niño (y la pesadilla de cada padre) cuando su familia accidentalmente le deja solo en Navidad. Su semana de ver películas violentas, comer helado durante la cena y coger las copias de Playboy de su padre se interrumpe cuando aparecen dos ladrones tontos. Esto obliga a Kevin a proteger su casa con trampas y sorpresas peligrosas.
Sola en casa está llena de violencia chistosa, niños ingeniosos, padres despistados y otras alegrías, pero pocas veces cruza la línea roja para convertirse en material realmente perturbador. Eso sí, asegúrate de que tu hijo no le da ansiedad por separación. Es (casi) tolerable para adultos también, especialmente cuando el director John Hughes realiza un final emocionante.
¡Qué bello es vivir!



La épica película de Frank Capra cuenta la historia de George Bailey, un hombre muy bueno que no puede conseguir una oportunidad. ¡Qué bello es vivir! es la mejor película navideña que se ha hecho jamás (en mi humilde opinión), pero no es un filme ideal para los niños pequeños. Hay temas adultos, la contemplación de suicidio de George y un ritmo tradicional que no les gustará mucho. Sin embargo, los adolescentes podrán entender la batalla de toda la vida de George para vivir sus sueños.
Pero tendrán que aguantar la fotografía en blanco y negro durante un tiempo para poder darle una oportunidad a la película. Le desafío a cualquiera, de cualquier edad, que no llore al final.
Una advertencia: Los tiempos han cambiado desde los años 40, y aunque está claro que no había ninguna intención para que la película fuera problemática, hay algunas referencias sexistas o racistas que se verán de vez en cuando. Por ejemplo, George Bailey está horrorizado al pensar que su mujer se podría convertir en “una bibliotecaria solterona”, aunque está claro que las bibliotecarias solteronas son las mejores. Además, la única persona afroamericana en la película, Annie, la criada de los Bailey, se representa como una persona sabia y querida. Pero también representa la idea de “servidumbre feliz” que está más que anticuada.


Seguí leyendo en Tiempo Libre