Mendoza,

de
de

 

Tiempo Libre

Día internacional del Beso: el top ten de las mejores películas

Este miércoles se celebra el Día Internacional del Beso. En referencia al mismo, te presentamos diez grandes escenas apasionadas de la historia del cine.

13/4/2017

Este jueves, como cada 13 de abril, se celebra el Día Internacional del Beso. A lo largo de la historia del cine, se encuentran escenas inolvidables en las que los protagonistas dejan que la pasión se expresa a flor de piel. A continuación, te mostramos diez escenas muy románticas. Elegí tu favorita.

Diario de una Pasión (2004)



Si hablamos de besos apasionados no se puede olvidar el que comparten Noa (Ryan Gosling) y Allie (Rachel McAdams) al reencontrarse siete años después de la última vez que se vieron.

La dama y el vagabundo (1955)



La historia de amor entre Reina, una perrita preciosa, y Golfo, un vagabundo encantador, es de las más románticas vistas en una película animada de Walt Disney. Reina vive feliz junto a sus dueños, pero la llegada de tía Sara junto a sus gatos enturbiará la situación. Obligada a huir de su hogar, la coqueta protagonista conoce a Golfo. Él le enseñará cómo es la vida en la calle y todo lo que se debe hacer para defenderse. Una noche, el galán canino la lleva a cenar al exterior de un restaurante italiano, donde ambos comparten un plato de espagueti con albóndigas. A la luz de una vela, ambos disfrutan del plácido momento hasta que un espagueti une inevitablemente sus labios.

Titanic (1989)



Antes de que el famoso trasatlántico se hunda, Rose y Jack tienen tiempo de enamorarse. Harta de su vida aristocrática y de los planes sobre su futura boda, la joven cae rendida ante ese muchacho lleno de vitalidad que viaja en tercera clase y que tiene el rostro de Leonardo DiCaprio. La proa del Titanic será el escenario ideal. Subida a la baranda con los ojos cerrados y con la ayuda de Jack, ambos extienden los brazos y simulan estar volando. La brisa del mar, un atardecer hermoso, la música de fondo y los brazos del atractivo joven rodeando a Rose convierten su beso en uno de los más románticos.

Ghost (1990)



Imposible no emocionarse con esta historia de amor protagonizada por Patrick Swayze y Demi Moore que cuenta con una de las escenas más sensuales de la historia del cine. Molly no puede dormir y se pone a trabajar en el torno de alfarería. Sam se sienta detrás de ella, comienza a tocarla con las manos y acaba destrozando la vasija que estaba realizando su pareja. Con las manos entrelazadas, ambos intentan recomponer la pieza; él comienza a subir las manos impregnadas de barro por los brazos de ella, que se gira hacía él y acaban unidos en un beso sensual.

Pretty Woman (1990)



Julia Roberts interpretaba a Vivian Ward, una prostituta que jamás besaba en la boca a sus clientes, hasta que cae rendida ante los encantos de Edward (Richard Gere), el atractivo hombre de negocios que la contrata para que le acompañe a varios actos sociales durante una semana.

Lo que el viento se llevó (1939)



Después de que Escarlata O’Hara diga: “No sea estúpido, Rhett Butler. Usted sabe que siempre querré a otro hombre”, el carismático personaje encarnado por Clark Gable la agarra del brazo y le dice: “Basta. ¿Me has oído, Escarlata? Basta. No vuelvas a decir eso”. Inmediatamente, vino el apasionado beso.

Casablanca (1942)



Rick (Humphrey Bogart) e Ilsa (Ingrid Bergman) se enfrentan a un amor imposible en la ciudad marroquí de Casablanca. Ella está casada con Viktor, un líder de la resistencia en plena persecución nazi. Sin embargo, su corazón pertenece a Rick y así se lo confiesa en esta memorable escena que acaba con uno de los besos más apasionados de la historia del cine.

Match Point (2005)



En esta escena la sexy Nola (Scarlett Johansson) se resiste a los encantos de Chris (Jonathan Rhys Meyers) pero al final no puede contener el deseo de probar sus carnosos labios.

Desayuno con diamantes (1961)



En un taxi, el personaje de Peppard (Paul Varjak) le dice a Holly (Audrey Hepburn) que la quiere y que le pertenece, a lo que la chica se enfada y le responde que no quiere estar en una jaula porque es una mujer libre. Ambos discuten, Holly para un momento el auto para hacer bajar al gato que lleva encima y luego es Paul quien sale del vehículo mientras le asegura que es ella misma quien ha construido su propia jaula. Antes de cerrar la puerta le tira una cajita que contiene un anillo y le dice que ya no le hace falta. Ella comienza a llorar, se coloca el anillo y sale en su busca. Se encuentran en la calle y, empapados por la lluvia, al final localizan al gato. De inmediato, ambos de funden en un beso casi desesperado.

De aquí a la eternidad (1953)



Uno de los más recordados y apasionados es el que se daban Burt Lancaster y Deborah Kerr en el drama de Fred Zinnemann. La escena fue rodada en la playa de Halona Cove, en la isla hawaiana de Oahu y desató una gran polémica por su sensualidad.

Fuente: Ratingcero

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Tiempo Libre