El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Tecnología Caída Jueves, 28 de Febrero de 2019

Una sonda espacial rusa diseñada para resistir Venus caerá casi intacta sobre la Tierra

No importa lo grande que sea el pedazo de basura espacial. La atmósfera terrestre es increíblemente eficiente a la hora de desintegrarlo durante su entrada. Por desgracia, hay objetos en órbita que están diseñados para resistir. Kosmos 482 es uno de ellos, y no tardará en caer a Tierra.

Jueves, 28 de Febrero de 2019
Diario Jornada El diario gratuito de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram
El 31 de Marzo de 1972, la agencia espacial rusa puso en órbita la sonda espacial Kosmos 482. La nave formaba parte del Programa Venera y estaba destinada a adoptar el nombre de Venera 9 para estudiar Venus junto a su hermana gemela, la Venera 8. Nunca llegó a su destino.

La Venera 8 hacía historia en julio de 1972 al tocar la superficie de Venus, su hermana, sin embargo, sufrió un fallo en su reloj que la llevó a cortar el impulso de sus motores antes de abandonar por completo el tirón gravitatorio de la Tierra. A resultas de ello quedó varada en órbita. Tres años más tarde, una nueva sonda reclamó para sí el nombre de Venera 9 al alcanzar la superficie de Venus. Fue la primera en tomar fotos de la superficie del planeta.
Tras el fallo, algunas de sus partes como sus tanques de combustible, cayeron a tierra en Australia, donde dañaron unos cultivos pero no hubo que lamentar víctimas. La cuestión es que la sonda de 450 kilos de la Kosmos 482 está p reparada para resistir las infernales condiciones de densidad, presión y temperatura de la atmósfera venusiana, por lo que se espera que no solo sobreviva a su entrada en la atmósfera terrestre, sino que probablemente llegue a tierra intacta.

Fotos de la superficie de Venus tomada por la sonda

En lo que los especialistas no se ponen de acuerdo es cuándo ocurrirá, pero el margen de tiempo que le queda a la Kosmos 482 en órbita es cada vez más limitado. Las observaciones sobre su decaimiento orbital apuntan que a la sonda le quedan como mucho tres años en órbita. El especialista en satélites Thomas Dorman adelanta aún más esa fecha y explica a Space que probablemente caiga a mediados de 2020.
Es imposible saber el lugar exacto sobre el que caerá la Venera 9 que pudo ser y no fue. Lo más probable, sin embargo es que acabe sus días impactando sobre el océano. Existe la posibilidad de que el descenso active los paracaídas que tenían que haberse desplegado en Venus, pero es muy remota. Sin duda sería un espectáculo digno de verse.

Seguí leyendo en Tecnología