El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Tecnología Última versión Miercoles, 12 de Setiembre de 2018

Los nuevos Sony WH–1000XM3 son los mejores auriculares con cancelación de ruido

Si crees lo que dice Sony, podrías asumir que la nueva generación de los auriculares inalámbricos Sony 1000X se dedican a ofrecer una mejor cancelación de ruido. Y en realidad eso es cierto.

La compañía logró que sus famosos auriculares con cancelación de ruido cancelaran aún más ruido, pero lo que me llamó la atención es que también son mucho más cómodos. Es una actualización bastante descarada, ya que el principal competidor de Sony, Bose, incluyó la palabra “comodidad” en el nombre de sus auriculares.

En pocas palabras, Sony ha logrado superar a Bose en otro aspecto. Hace casi un año, declaré que los auriculares con cancelación de ruido de Sony habían superado al líder de la categoría de larga duración: los auriculares inalámbricos QuietComfort 35 II de Bose. La última versión de esos auriculares de Sony es el nuevo WH-1000XM3. (los anteriores se llamaron WH-1000XM2, así que como puedes ver el esquema de nombres de Sony es un tanto complicado). Sony nunca me dijo que quería hacer una mejor versión de los auriculares de Bose, pero después de pasar dos semanas usando el nuevo modelo, es obvio que Sony sigue dando a la gente más buenas razones para no comprar auriculares de Bose.


Comencemos hablando de su tecnología de cancelación de ruido adaptativa. Sony creó algo llamado “procesador de cancelación de ruido HD QN1” para los nuevos auriculares inalámbricos 1000X de tercera generación. A diferencia de los modelos anteriores que integraron la cancelación de ruido en el procesador de audio, este procesador independiente funciona por sí solo para identificar y filtrar más ruido de fondo que antes. No obstante, también puedes optar por escuchar parte de ese ruido de fondo a través de una aplicación, algo bastante útil en momentos como cuando estás n un aeropuerto y quieres escuchar los anuncios de vuelo, pero filtrar el resto del ruido. El nuevo chip QN1 está diseñado para hacer esto mejor.
Cuando se trata de auriculares como estos, estoy principalmente interesado en deshacerme de todo el ruido a mí alrededor. Y aunque me cuesta cuantificar en números cuánto ha mejorado, puedo asegurar que los auriculares Sony 1000X de tercera generación bloquean más ruido que sus predecesores, los cuales incluso eran mejores en bloquear ruido que los auriculares Bose QuietComfort II. La mejora me hace pensar en que la segunda generación de estos auriculares Sony eran una especie de grifo con una pequeña fuga, pero los nuevos no dejan escapar nada de agua (o mejor dicho, pasar ruido) por completo.


Aunque no pude probar los nuevos auriculares 1000X en un avión, mi campo de pruebas fue el subterráneo de Nueva York, que es igualmente ruidoso y desagradable. Los viejos auriculares Sony, que utilicé en innumerables viajes diarios entre Brooklyn y Manhattan, tuvieron éxito en silenciar las conversaciones que sucedían cerca de mí en el vagón del metro. Pero me complació ver cómo los nuevos auriculares de Sony reducían el rugido de un tren que se aproxima hasta convertirlo en un zumbido suave que no me distraía de mi música ni me impedía comprender la historia sobre el imperio huno que estaba escuchando en un podcast. El ajuste de la configuración de cancelación de ruido en la aplicación Sony Headphones funcionó bien para dejar entrar más ruido ambiental, pero como dije antes, lo que más quiero es que mis auriculares con cancelación de ruido cancelen el mayor ruido posible. La tercera generación de 1000X ahora será mi audífonos ideales para cancelar el ruido del mundo.
La segunda generación de los auriculares Sony a la izquierda, la nueva (y más cómoda) a la derecha.


La otra gran mejora con los nuevos auriculares Sony tiene que ver con la comodidad. Además de cancelar más ruido, los auriculares WH-1000XM3 están diseñados para ser más cómodos. Sony lo logró mediante la implementación de un nuevo diseño para la diadema, así como nuevas copas para las orejas que son más espaciosas que sus predecesoras. La nueva diadema agrega un agradable cojín para la parte superior de la cabeza y un diseño más elegante que deja menos espacio entre los auriculares y la cabeza. Y con un peso de unos 250 gramos, los auriculares de tercera generación son más livianos que la generación anterior, que pesan 270 gramos.
Todo esto se traduce en unos auriculares bastante cómodos. Aunque me gustó el diseño de los primeros modelos 1000X, se sentían torpes en comparación con, por ejemplo, los ligeros y acolchados auriculares Bose QuietComfort 35 II. Los audífonos 1000X de tercera generación parecen tomar prestados algunos de los beneficios de confort de Bose, como por ejemplo la diadema cómoda y las orejeras más grandes. Cuando usaba los Sony WH-1000xM3 durante horas seguidas, casi me olvidaba que estaban allí. No tenía dolor en la parte superior de la cabeza, y experimenté muy poco “síndrome del oído aplastado”. A pesar del peso más liviano, los audífonos Sony de tercera generación aún se sentían robustos. En cambio, siempre pensé que los Bose QuietComfort 35 II se sienten un poco endebles.
Además de una mejor cancelación de ruido y comodidad, los nuevos auriculares Sony vienen con un par de actualizaciones menores pero notables. El material en el exterior del auricular deja de lado la textura rugosa de la generación anterior y adquiere una sensación casi sedosa. Esto significa que los gestos de deslizamiento que puedes usar para aumentar el volumen o cambiar de canción funcionan más fácilmente. (Como noté en mi análisis, este tipo de gestos era difícil en los auriculares más viejos.) Sony también ha cambiado de un solo micrófono para hacer llamadas telefónicas a un conjunto de micrófonos. Esto significa que mi madre se queja menos de cómo me suena cuando la llamo mientras uso los auriculares. Y dado que la mayoría de los micrófonos en los auriculares apestan, el hecho de que Sony haya puesto el esfuerzo extra en hacer que estos funcionen mejor parece una gran novedad. Sony también mejoró el diseño de los botones, por lo que son más fáciles de presionar.
La calidad del sonido en los auriculares 1000X de tercera generación sigue siendo la misma que la generación anterior. ¡Suenan tan bien como siempre! Así que parece que Sony decidió no agregar actualizaciones de calidad de audio a los auriculares este año. El WH-1000XM3 todavía puede reproducir con gran calidad los graves profundos, como los bajos golpes en “Doing It Right” de Daft Punk o los sonidos de trueno en “Oi-1” de Biosphere. Las notas altas de guitarra en “Solsbury Hill” de Peter Gabriel también suenan de una forma natural y clara. La voz de Diane Krall suena rica y detallada en “Peel Me a Grape”, y se puede escuchar toda la gama de notas de la banda. Estos auriculares pueden no agradar a los audiófilos que prefieren auriculares de respaldo abierto, pero definitivamente complacerán a todos los demás.
Esas son todas las cosas buenas que tengo que decir sobre estos excelentes auriculares. Por otro lado, la única cosa mala que necesito mencionar es la conectividad. Al igual que los modelos de Sony anteriores, estos auriculares inalámbricos se conectan muy fácilmente a un dispositivo, pero si está cambiando de un dispositivo a otro, la conexión Bluetooth es un poco problemática. Parece que los auriculares solo quieren conectarse a una cosa a la vez. Por ejemplo, si uso los auriculares con mi computadora portátil y me cambio a mi teléfono, los auriculares 1000X generalmente no se conectarán a mi teléfono a menos que los desconecte de mi computadora portátil. Esto es así incluso cuando cierro la tapa de mi portátil y la guardo en mi mochila; al intentar conectarlos a mi móvil no podré hacerlo porque todavía están conectados al portátil. ¡Es bastante molesto! No es algo tan malo, ya que cada modelo de auriculares inalámbricos que he usado tiene sus peculiaridades, pero no es ideal.
También debemos mencionar su precio. No es que sea demasiado alto, es que desearía que fuera más bajo. Los WH-1000XM3 cuestan 350 dólares. Eso no los convierte en los auriculares más caros de su clase, pero tampoco creo que los describa como asequibles. Sin embargo, tienen el mismo precio que los auriculares Bose QuietComfort 35 II de hace dos años, y también son mejores. Incluso podría decirse que son dos veces mejores, ya que los auriculares 1000X de segunda generación superaron al Bose cuando salieron hace un año. Por cierto, ahora podrías comprar los auriculares WH-1000XM2 más viejos por 300 dólares.
Puede que no sean asequibles para todos, pero creo que los Sony WH-1000XM3 son algunos de los mejores auriculares que puedes comprar, y también son unos de los mejores (si no los mejores) auriculares con cancelación de ruido que puedes comprar ahora mismo. Por otro lado, si posees los WH-1000XM2, no estoy seguro de que las mejoras justifiquen una actualización. Pero si realmente anhelas una mejor cancelación de ruido y una mayor comodidad, los auriculares 1000X de tercera generación son ideales.

Seguí leyendo en Tecnología