El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Tecnología Autorización Jueves, 5 de Julio de 2018

El coche volador de Audi y Airbus comenzará los vuelos de prueba

Ambas firmas obtienen el beneplácito del gobierno bávaro para comenzar las pruebas del vehículo. Ver el video de demostración.

Son muchas las revoluciones que se avecinan en el futuro de los transportes. Desde el vehículo eléctrico, al autónomo, pasando por taxis y coches voladores. Precisamente sobre estos últimos hemos conocido hoy jugosas novedades, que tienen que ver con el proyecto de Audi y Airbus para lanzar uno de estos vehículos.
Ambos están desarrollando de forma conjunta un interesante concepto de vehículo volador que dentro de poco podríamos ver en acción, según las informaciones que hemos conocido hoy acerca de la fase de pruebas de este coche.
El gobierno alemán da luz verde a las pruebas del vehículo volador
El gobierno de Angela Merkel ha firmado un acuerdo con ejecutivos de Audi y Airbus para poner en marcha las pruebas de este nuevo vehículo volador, que como se ha podido comprobar, contará con el respaldo institucional necesario. La realización de las pruebas se ha aprobado para la ciudad bávara de Ingolstadt. De esta forma el vehículo de ambas compañías comenzará a hacer sus pruebas en la ciudad como alternativa al tráfico tradicional, que como ocurre en las grandes urbes, suele estar demasiado congestionado.
Recordemos que el nuevo vehículo volador se denomina Popup.Next. A este concepto de dos plazas en su interior, que ha sido descrito como cápsula por Airbus, se le pueden acoplar varios Pop.Up next más y funcionar a modo de tren, todos interconectados, Pero lo más sorprendente es que además de ser completamente autónomo, de hecho no hay volante, cuando sea necesario, un dron en forma de cuadricóptero se acoplará al techo para convertir este coche en un auténtico helicóptero o vehículo volador, como queramos denominarlo. Sin duda un concepto muy interesante al que ahora le queda menos tiempo para convertirse en una realidad.
La idea es que desde un vuelo comercial podamos reservar uno de estos coches, para desplazarnos por la ciudad desde el cielo, subiéndonos a él desde el mismo Hub del aeropuerto. La versatilidad de este vehículo permitirá que una vez aterrice, pueda ser utilizado por otras personas como si de un coche autónomo se tratara, adaptándose así a las necesidades de cada usuario. Algo que sin duda beneficiaría a las empresas de alquiler de vehículos, que podrían ofrecer mejores y más versátiles servicios.

Seguí leyendo en Tecnología