Mendoza,

de
de

 

Tecnología

Datos para conocer cómo es el sistema del 5G

Entre los elementos creados para el público se encuentran un cepillo de pelo que informa sobre el estado del cuero cabelludo, una pulsera que emite datos sobre la actividad física desarrollada y un termómetro que indica la temperatura corporal sin necesidad de colocarlo bajo el brazo

3/5/2017

La tecnología de comunicaciones móviles inalámbricas de quinta generación (5G) promete hacer realidad el sueño de tener una experiencia de Internet en tiempo real, que permitirá, por ejemplo, que los automóviles se puedan comunicare entre sí para evitar accidentes de tráfico, o que los médicos puedan realizar una operación quirúrgica a distancia.

La velocidad ofrecida por el 5G incrementará la “interactividad” y reducirá el retraso en la recepción de datos, explicó en una reciente visita a Buenos Aires la directora de marketing y comunicaciones de Nokia en América latina, Diana Coll.

La empresa finlandesa exhibió ejemplos en los que aplicar esta tecnología durante el Barcelona Days-Nokia, un encuentro en Buenos Aires en el que mostró las innovaciones presentadas en el Mobile World Congress en la ciudad catalana de Barcelona, concebidos para el consumidor final y para las industrias.

Entre los elementos creados para el público se encuentran un cepillo de pelo que informa sobre el estado del cuero cabelludo, una pulsera que emite datos sobre la actividad física desarrollada y un termómetro que indica la temperatura corporal sin necesidad de colocarlo bajo el brazo.

La compañía mostró las ventajas que supone la tecnología 5G, que ofrece a muchos usuarios reproducir un video en alta calidad, con una latencia por debajo de 5 milisegundos o una densidad de hasta 100 dispositivos por metro cuadrado.

Esos poderes, para muchos todavía ciencia ficción, hacen que esta tecnología resulte especialmente interesante para el desarrollo de sectores como los coches conectados, o la salud, en operaciones llevadas a cabo de forma remota por robots, pero también para la industria, el transporte, las telecomunicaciones o la energía.

En este momento no existen redes que ofrezcan 5G de forma masiva, por lo que “el principal objetivo” es que esta tecnología esté implantada en Japón en 2020, para utilizarla durante los Juegos Olímpicos de Tokio de ese año.

Se prevé que pueda llegar a América latina en el mismo año pero solo para aplicaciones concretas, principalmente industriales, afirmó Coll.

La Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés) es una de las principales apuestas de la compañía. Consiste en conseguir que cualquier dispositivo, que pueda conectarse a la red y que no sea un teléfono, permita analizar la información en un dispositivo en tiempo real.

Coll aseguró que actualmente no hay una “barrera” tecnológica que dificulte el desarrollo de la IoT sino que falta unir las aplicaciones y los dispositivos existentes para lograr materializarlo.

La empresa posee dos sedes en Buenos Aires y una sede en Córdoba, donde atiende las operaciones de los clientes, mantiene la estructura del negocio, el soporte, el gerenciamiento de las redes y la implementación.

Sobre el mercado local, Coll señaló que “existe una gran posibilidad de crecimiento en la Argentina por la banda ancha en redes 4G y la expansión de la red fija con fibra óptica”.

“Sólo 13 millones de usuarios tienen dispositivos 4G, y hay 60 millones de usuarios de telefonía móvil. Nuestra oportunidad de crecimiento de los 13 a los 60 es clave y es una gran oportunidad”, afirmó.

Nokia, famosa por sus teléfonos, tiene un portafolio que capitaliza las redes móviles y fijas, las aplicaciones y las plataformas de análisis.

Su oferta en este segmento se dirige a operadores y hacia nuevas áreas de la industria, como la publicitaria, la de energía y del transporte.

“Hace un año que fortalecemos nuestros servicios con soluciones para operadores de redes de comunicación,  soluciones de IoT y soluciones de comunicación de misión crítica para mercados verticales”, afirmó Coll.

Un futuro ultra conectado

Nokia Bell Labs Consulting estimó que en el año 2020 estarán conectados 46.000 millones de dispositivos, habilitando servicios de vanguardia como coches autónomos, automatización industrial, robótica remota, ciudades inteligentes y cuidado personal de la salud.

“Sólo 13 millones de usuarios tienen dispositivos 4G, y hay 60 millones de usuarios de telefonía móvil. Nuestra oportunidad de crecimiento de los 13 a los 60 es clave y es una gran oportunidad”

Las redes 5G ofrecerán conectividad ubicua a estos dispositivos, lo que permitirá niveles de cobertura y capacidad sin precedentes, así como incrementos en las velocidades, mejor eficiencia energética y reducciones de latencia.

Como parte de esta red 5G, Nokia Bell Labs presentó un nuevo desarrollo tecnológico denominado fragmentación de la red, que crea capacidades de “core”, radio, transporte y capas de aplicación en una discreta “rebanada” de la red.

Este nuevo desarrollo permite entregar nuevos servicios de forma instantánea para cumplir las diversas demandas específicas de cualquier cliente o aplicación, tales como soporte de baja latencia para controlar las máquinas de una fábrica, o banda ancha ultra rápida para empresas y hogares.

Espectro

Sin embargo, una de las condiciones para que 5G comience a desplegarse y crecer es que se establezca un estándar global y se defina qué parte ocupará del espectro.

5G Americas, la asociación de la industria y la voz de la 5G y LTE para América, publicó en abril un informe con recomendaciones sobre espectro para la quinta generación, que cubre los recientes desarrollos mundiales en la identificación y asignación de espectro para abordar las variadas oportunidades que den lugar a un ecosistema robusto.

A medida que se avanza hacia los despliegues de 5G, se espera que el espectro de las bandas bajas, medias y altas, incluso el espectro bajo licencia, las bandas compartidas con otros servicios y el espectro sin licencia, tengan un papel crucial en el futuro saludable de la industria inalámbrica móvil.

Se espera que los servicios de 5G cubran una amplia gama de aplicaciones, que se dividen en tres grandes categorías:

* Banda ancha móvil optimizada (eMBB, por su sigla en inglés).

* Comunicaciones ultra-confiables y de baja latencia (URLLC).

* Comunicaciones masivas tipo máquina (mMTC).

Las aplicaciones no solo plantearán distintos requisitos a las funcionalidades de las redes, sino que además impulsarán una gran variedad de escenarios de despliegue en un abanico de bandas de espectro.

Las distintas características físicas de bandas de espectro particulares, tales como la cantidad de espectro potencialmente disponible, cobertura/rango, penetración en estructuras, y propagación en torno de obstáculos, darán soporte a diferentes o variadas aplicaciones según sus requisitos.

La armonización del espectro es importante para habilitar la banda ancha móvil, pues facilita economías de escala y roaming mundial.

No se limita a una situación en la que todas las regiones tienen idénticas atribuciones de espectro. También puede surgir de soluciones de “gama de sintonía” que cubren bandas adyacentes o casi adyacentes en las que pueden reconfigurarse equipos para su operación en múltiples bandas (es decir, que están dentro de la misma gama de sintonía).

El “white paper” de 5G Americas confirma que las gamas de sintonía son críticas para entregar los beneficios de la armonización, ya que las unidades de radio de los dispositivos de usuario desarrolladas para una banda pueden utilizarse también en ciertas bandas cercanas sin requerirse esfuerzos de desarrollo completamente nuevos, impulsando así economías de escala y beneficiando a los usuarios finales.

Los países y regiones de todo el mundo trabajan de manera independiente y cooperativa para desarrollar bandas de espectro armonizadas mediante los esfuerzos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Fuente: IProfesional

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Tecnología