Mendoza,

de
de

 

Tecnología

Drones: todas las aplicaciones para usar este moderno aparato

El aumento de la autonomía y de prestaciones de los dispositivos aéreos no tripulados y su versatilidad ha animado a muchos emprendedores a apostar por este sector, y una prueba de ello es el Mobile World Congress.

2/3/2017

Grabar películas, localizar a desaparecidos en desastres naturales y entregar pedidos en cuestión de horas. Esto y mucho más es lo que pueden hacer los drones, que este año ganaron terreno y espacio aéreo en el congreso mundial de móviles (MWC, sigla en inglés) en la ciudad catalana de Barcelona, donde por primera vez tienen un espacio propio.

Con este gesto, los organizadores del congreso hacen patente su apuesta por los dispositivos aéreos no tripulados como una fuente de innovación para los próximos años.

Solo en España, en enero de 2017 había más de 2.000 operadores de drones autorizados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que se encarga regular las operaciones que se hacen con este tipo de artefactos siempre que no superen los 150 kilos.

El aumento de la autonomía -horas de vuelo- y de prestaciones de los drones y su versatilidad ha animado a muchos emprendedores a apostar por este sector, y una prueba de ello es el pabellón número 8 del Mobile World Congress.

Uno de los puntos más concurridos es el expositor de Drone en Base, una empresa polaca que se sirve de los drones y la realidad virtual para desarrollar videojuegos que permiten convertir cualquier espacio en, por ejemplo, un campo de batalla.

Muchos curiosos también se detienen para descubrir los últimos modelos de la china DJI, que ha aprovechado el congreso para presentar su serie Matrice 200, con drones capaces de volar en condiciones climatológicas adversas.

Desde esta empresa aseguran un vuelo estable en vientos de velocidades de hasta 35 kilómetros por hora, son resistentes al agua y disponen de un nuevo sistema de batería dual que calienta las baterías automáticamente en vuelos a temperaturas bajo cero, evitando que se congelen.

El aumento de la autonomía -horas de vuelo- y de prestaciones de los drones y su versatilidad ha animado a muchos emprendedores a apostar por este sector

Más allá de grandes fabricantes, hay otras empresas que recién empiezan su camino. Es el caso de Airk, el primer fabricante español de drones, que tiene su sede en Sabadell (Barcelona).

En diciembre de 2016 salieron a la venta estos primeros drones “made in Spain”, que se caracterizan por la adaptabilidad de sus brazos, a los que se pueden incorporar fácilmente todo tipo de complementos en función de las necesidades del cliente.

Las empresas locales han tenido una visibilidad notable en la zona de los drones gracias al expositor “Catalonia Drones” que la Generalitat ha impulsado a través de ACCIÓ y la secretaría de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital.

Entre la decena de empresas seleccionadas destaca el BCN Drone Center, que es uno de los diez centros de pruebas para pilotar drones de tipo civil que existen en el mundo y ha recibido más de 400 profesionales de unos 60 países en tan solo tres años.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Tecnología