El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Roberto Suarez rsuarez@jornadaonline.com.ar Lunes, 16 de Julio de 2018

Cumplimos

Diario Jornada cumplió en mayo 15 años de permanencia entre los medios de Mendoza, y en ese período acabamos de cubrir cuatro mundiales de fútbol. Estuvimos en Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y este Mundial que concluyó ayer en Rusia 2018.

Con una enorme cobertura de Sergio Levisnky que estuvo desde que Argentina se radicó en Barcelona previo al torneo, y durante casi 40 días en Rusia, con envíos diarios para nuestros diarios impreso y online, y para Radio Jornada. Hoy podemos volver a decir cumplimos. Con nuestros lectores recibiendo la mejor información del torneo y con los anunciantes que siempre apoyan nuestras coberturas.
Como conclusión podemos decir que para este cronista que tuvo la suerte de cubrir siete mundiales, este del 2018 es uno de los mejores de toda la historia en cuanto a organización, de la mejor manera posible, de tal forma que ha sido capaz de disipar las dudas de quienes creían que sería el peor anfitrión del mayor campeonato futbolístico. Rusia se convirtió en la personificación de un torneo impredecible y emocionante.
Hay que recalcar la amabilidad y el ambiente festivo con que la población local ha recibido a las distintas aficiones que acudieron a Rusia para presenciar uno de los mayores eventos deportivos del mundo. La edición que finalizó ayer se convirtió en un crisol de culturas, colores, banderas e idiomas y como ejemplo valga la alegría que se pudo observar en la calle peatonal Nikolskaya, ubicada en el centro de Moscú, iluminada con un techo de luces de distintos colores que juntó a las distintas hinchadas del 14 de junio al 15 de julio.
Pero lo que más se ha valorado entre los turistas hinchas que arribaron al país más grande de Europa y entre nosotros los periodistas, fueron los 734 trenes de larga distancia gratuitos que se pusieron a disposición de los aficionados durante los días de partido, así como la entrada gratuita en el transporte público.
Este último Mundial dejó tempranamente afuera a los candidatos previos a ser campeones: Alemania, España, Brasil y Argentina, para consagrar a Francia como campeón del mundo 2018.
Podemos decir que la copa está en buenas manos. Francia, que ya fue finalista de la Eurocopa, presentó un equipo bien armado. Sin concesiones, con un medio campo de quite, marca y fuerza. Con Griezmann y Mbappé como únicos jugadores de verdadero talento para atacar. Con eso y una defensa firme, llegó a la final como un equipo que fue creciendo sobre la marcha.
Croacia jugó un gran partido, dominó durante gran parte, pero no supo definir la ventaja que lograba en el juego y en el dominio del balón. El gol en contra y el penal lo perjudicaron demasiado. La decepción del final dejó paso rápidamente a una sensación colectiva de orgullo en el país balcánico. Llegar a la final de un Mundial se ha vivido como una hazaña descomunal, que quedará para siempre grabada en el recuerdo, y por ello Croacia celebró su derrota por todo lo alto.
El final fue una fiesta con los premios a los campeones y subcampeones y las figuras destacadas del torneo: Luka Modric ganó el Balón de Oro del Mundial, galardón que premia al mejor futbolista del campeonato.
Mbappé, que marcó en la final su cuarto gol en el campeonato, fue elegido como mejor futbolista joven del torneo.
Courtois, que fue uno de los pilares que sostuvo a Bélgica hasta llevarla hasta el tercer puesto, conquistó el Guante de Oro a mejor portero del Mundial.
El máximo goleador del Mundial fue el inglés Harry Kane. Y Griezmann, que después de su gran campeonato y de la victoria de Francia se convierte en el principal favorito para llevarse el Balón de Oro, de FIFA.
Terminó el Mundial, que ha cambiado la mentalidad del mundo hacia Rusia. Se ha demostrado que es un país lleno de gente agradable y con mucha historia. Rusia al conocerla no es lo que apreciábamos a la distancia desde distintos países. Toda la gente que ha viajado a Rusia ha podido disfrutar de una gran nación. Todos los prejuicios que había hacia este país han desaparecido.


   










Seguí leyendo en Roberto Suarez