Mendoza,

de
de

 

Roberto Suarez

No al 2 x 1

La democracia argentina ha sufrido inesperadamente un cimbronazo ante la decisión de los jueces de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Horacio Rosatti, Elena Highton y Carlos Rosenkrantz.

9/5/2017

Contra la postura de los otros dos miembros de la Corte Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, los tres magistrados hoy denunciados confirmaron la semana pasada un fallo de un tribunal oral que extendió los beneficios de la derogada ley del 2x1 a favor del represor Luis Muiña.

El trío de jueces dijo que a Muiña le correspondía el principio de la ley más benigna por cuanto la desaparición forzada de personas es un delito permanente.

Esta inesperada e inoportuna sentencia de la Corte Suprema ha abierto la puerta a una posible excarcelación de 248 de los casi 500 militares que aún están entre rejas.

Nuestro país y su democracia, que es un ejemplo mundial por la condena a los protagonistas de la última dictadura, la búsqueda de sus desaparecidos y la recuperación de sus hijos nacidos en cautiverio, se ve hoy enturbiada por una interpretación benévola de la Corte Suprema que permite acortar las condenas a aplicar el llamado “dos por uno”, esto es que cada día pasado en prisión preventiva cuenta doble.

Para interpretar esta actitud deplorable de uno de los poderes de la Argentina, valga el ejemplo de Victoria Donda, diputada e hija de desaparecidos, nacida en el centro de detención de la ESMA y criada por un represor que ahora está en la cárcel y que pide beneficiarse del nuevo criterio.

O el caso en Córdoba, donde la defensa del genocida Arnoldo “Chubi” López presentó un pedido para ser beneficiado con el cómputo de 2x1, como se aplicó en el caso de Luis Muiña. Este López estuvo imputado por 1.037 delitos, entre ellos 281 homicidios calificados.

O que entre los ocho ex represores que reúnen todos los requisitos para ser beneficiados por el fallo del 2x1 de la Corte y que quedarían en libertad está “el Turco Julián” (Julio Simón), el ex policía federal más célebre represor y torturador de El Olimpo.

Y así hay cientos de  ejemplos de las atrocidades que puede cometer esta decisión de la Corte.

Gracias a Dios hay jueces que están respondiendo al honor del cargo que ocupan.

El Tribunal Oral Federal 5 denegó excarcelar al represor Héctor Giribone a través de los beneficios que otorga la derogada ley del 2x1, en el primer caso de rechazo luego de que la Corte Suprema aplicó ese cálculo en favor de otro represor. Gabriel Nardiello, integrante del tribunal, justificó que “cuando la Corte falla de casos particulares no estamos obligados a respetar ese fallo”.

El juez Nardiello advirtió que en su voto puso que “para que tenga fuerza un fallo de la Corte debiera ser por unanimidad”, al tiempo que argumentó que “entre los argumentos de la mayoría de la Corte Suprema había una contradicción jurídica”.

Muy bien, y debe ser imitado por los jueces a quienes les vayan llegando los pedidos de excarcelación de los torturadores.

También vemos con agrado a políticos y funcionarios que han criticado la medida, del oficialismo como los casos de Marcos Peña y Federico Pinedo, de la oposición como Masa, Stolbizer, Ricardo Alfonsín y otros.

Todos los funcionarios políticos que ocupen el cargo que ocupen gracias a la democracia conquistada el 30 de octubre de 1983 deben hacer sentir su voz en contra de tan lamentable decisión jurídica.

Pero debe ser toda la ciudadanía y fundamentalmente nosotros los periodistas los que debemos oponernos tenazmente a que esto siga adelante.

Hay que apoyar las movilizaciones como la de hoy en Mendoza y mañana en Buenos Aires.

La historia es impredecible y caprichosa, pero sigue resistiéndose a olvidar.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Roberto Suarez