Mendoza,

de
de

 

Roberto Suarez

Ahora la política

Los reiterados errores que ha cometido el gobierno nacional en lo que va del año y que luego a tenido que rectificar, habla claramente del fracaso de algunos integrantes del gabinete, los llamados CEOs, autores e incentivadores de esas medidas que opacan la gestión del presidente Macri, quien tuvo que jugar su prestigio y el alto apoyo que aún mantiene entre los ciudadanos para paliar la situación.

21/2/2017

Se inició un 2017 con la esperanza de poder salir de la difícil recesión e inflación que caracterizó al 2016, pero la dureza de los desaciertos registrados en este verano empeoró todo.

Recordemos el error inicial de tocar el feriado del 24 de marzo, en la que Macri tuvo que salir a decir que se equivocaba y corregía.

En ese marco el hijo del general represor del recordado “Mendozazo”, el director de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, sin inmutarse dijo en vivo en la televisión que la última dictadura militar no había planificado la los secuestros, muertes y desapariciones base del terrorismo de Estado.

Tras esto siguen dos hechos patéticos: El conflicto por el Correo y el insólito redondeo negativo en la suba de las jubilaciones.

Los mismo aliados integrantes de Cambiemos salieron a marcar la cancha.

El diputado Mario Negri, jefe del interbloque de Cambiemos, dijo que “siempre es mejor corregir que persistir en el error”. Pero subió el tono y sostuvo que “el cúmulo de errores desgasta”, recomendando “aceitar el sistema de alertas entre el Ejecutivo y el Congreso”. Negri es un habitué de las reuniones de Gabinete, en las que suele dar señales de alerta que pocas veces son escuchadas.

La diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió sostuvo que el gobierno de Cambiemos "no puede cometer más errores". Además admitió "fallas" en algunas decisiones adoptadas por Mauricio Macri y sostuvo que la solución al problema es una verdadera integración entre "políticos serios y gestores serios".

Precisamente lo que los analistas y gran parte de la ciudadanía advierte es el fracaso de los CEOs.

Antes de dejar el gobierno de los Estados Unidos Barack Obama había advertido sobre este tema, relatando su experiencia: “ A veces hablo con CEOs, ellos me hablan sobre liderazgo y cómo hacen las cosas. Yo les digo: “ Bueno, si todo lo que tuviera que hacer fuera un widget o desarrollar una aplicación para el teléfono y no tuviera que preocuparme porque los pobres puedan comprar esa aplicación pensaría que esas sugerencias son excelentes”. Para Obama, el gobierno no se puede dirigir como un CEO dirige su negocio. Sosteniendo que parte del rol del gobierno es “ lidiar con problemas con los que nadie más quiere lidiar”.

A partir de estas experiencias Macri debe confiar más en la política y en los políticos.

En un extenso reportaje que publicamos esta semana en nuestra revista Entorno Económico a Ernesto Sanz, notamos como el presidente se está acercando a esa idea. Sanz se reconoce el mismo como " Un colaborador permanente todoterreno" del gobierno de Cambiemos y afirma también que el Jefe de Estado le está pidiendo "muchas misiones especiales" y que algunas "fueron leyes, otras con el mundo empresario o sindical".

Y como dice Carrió: "Que alguien haya sido CEO de una empresa no quiere decir que sea eficiente en el Estado. Los resultados en el sector privado no se miden igual que en el sector público. Hay que hacer una integración entre políticos gestores y CEOs. La vieja política no tiene la culpa de todo".

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Roberto Suarez