Mendoza,

de
de

 

Roberto Suarez

Crecimiento moderado

El presidente Mauricio Macri habló en la reunión de la UIA y pronosticó que el país “volverá a crecer en 2017”; destacó el interés de países extranjeros y pidió a los empresarios “invertir y creer en el proyecto”.

6/12/2016

Macri escuchó durante quince minutos el duro y “realista” diagnóstico que el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA)  Adrián Kaufmann Brea, hacía de su sector, con China poniendo en riesgo “miles de empleos” y el pedido de “generar las condiciones para que las inversiones se concreten”.

Cuando le tocó hablar, el presidente recogió el guante, para dar respuestas y, sobre todo, intentar contagiar su optimismo. “Creo profundamente en la capacidad de emprender, y necesito que crean que son capaces de grandes cosas”, afirmó Macri en el cierre de la 22ª Conferencia Industrial, organizada por la UIA en Parque Norte, y que durante dos días congregó a los industriales, la primera plana del Gobierno y el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti.

“Necesitamos estar convencidos. Avanzar significa invertir, y el que no avanza, desaparece”, reiteró el presidente, insistente con el tema de la inversión, que el Gobierno necesita como el agua para que la economía arranque en el decisivo año electoral que se avecina.

Afecto a las comparaciones futboleras, y luego de aclarar que está en su “mejor momento futbolístico”, Macri afirmó: “Tenemos la pelota picando en el área, tenemos que hacer los goles del trabajo, de la inversión, ser previsibles”, dijo, y recogió aplausos moderados.

Es que el sector no pasa por un buen momento. La producción industrial en septiembre registró una contracción del 7,6% respecto del mismo mes de 2015, en tanto que frente a agosto mostró una caída del 1,6% en la medición desestacionalizada, según un informe del Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El estudio precisó que en el período enero-septiembre de este año se acumuló una caída del 5,1% respecto de igual período de 2015.

La contracción en el nivel de actividad se observó en la mayoría de los rubros del sector industrial, tanto en septiembre como en el acumulado del año.

Por otro lado, la actividad económica cayó 3,7 por ciento en septiembre con respecto al mismo mes del año pasado y acumuló una baja de 2,4 por ciento desde enero, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) .

También, se verificó una baja de 0,8 por ciento en relación al mes anterior, que devolvió el indicador intermensual al rango negativo luego del alza de 0,2 por ciento que se produjo en agosto respecto de julio.

Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que se difunde todos los meses a modo de anticipo de la evolución del PBI que se da a conocer de manera trimestral y reúne más información de la economía nacional.

Es evidente que el gobierno se encuentra en un contexto económico “planchado”, que necesita de una mayor participación por parte de los empresarios, quienes deberían estar arriesgando sus capitales y apostando a las inversiones.

A contramano de los deseos del gobierno, esto es algo que no está sucediendo principalmente porque la mayoría de las empresas, casi un 40%, mantiene su capacidad instalada ociosa.

Respecto a este estancamiento se ha generado una discusión que gira en torno a contestar la pregunta sobre cuál es la receta que se debe aplicar para ponerle fin a este período de recesión de la economía y provocar una reactivación lo antes posible.

La conclusión es que el gobierno de Mauricio Macri, próximo a cumplir su primer año, tiene grandes dificultades en el plano económico y el impulso de algunas reformas, principalmente financieras (salida del default, fin del “cepo” cambiario, acceso al crédito internacional) que no bastaron para superar la recesión.

Los economistas anticipan para 2017 un crecimiento moderado que servirá para compensar la caída general experimentada en 2016, la continuidad del déficit fiscal en los mismos niveles en que lo dejó la administración de Cristina Kirchner, una inflación que se reducirá a la mitad respecto de este año y el recurso del endeudamiento público para suavizar la pérdida de actividad.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Roberto Suarez