POLICIALES Homicidio en Godoy Cruz Lunes, 13 de Mayo de 2019

Juicio por jurado: declaró que mató a su marido porque la golpeó y quiso violarla

Claudia Cortez Tarabay es juzgada por el crimen de su esposo Carlos Ernesto Pelayes, ocurrido en junio del año pasado en Godoy Cruz. La mujer argumentó que era víctima de violencia de género.

Lunes, 13 de Mayo de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Lunes, 13 de Mayo de 2019 | Claudia Cortez Tarabay es juzgada por el crimen de su esposo Carlos Ernesto Pelayes, ocurrido en junio del año pasado en Godoy Cruz. La mujer argumentó que era víctima de violencia de género.

Este jueves comenzó en los Tribunales Provinciales un polémico juicio por jurado por el crimen de Carlos Ernesto Pelayes (48), ocurrido el 28 de junio del año pasado en Godoy Cruz.

La autora del homicidio es su esposa, Claudia Jaquelina Cortez Tarabay (49), quién en esta primera jornada declaró que lo asesinó de un puntazo cuando era víctima de un intento de abuso sexual.

La acusada aseguró que Pelayes la golpeó y tras tirarla contra un mueble de la casa que compartían en el barrio Villa Jovita, quiso violarla y ella logró defenderse con un cuchillazo en el pecho.

Luego, lavó el cadáver y ante la policía dijo que se había tratado de una muerte natural por infarto. Sin embargo, personal de Policía Científica constató que el hombre había fallecido por una herida cortopunzante en la clavícula y por eso Cortez detenida e imputada por homicidio agravado por el vínculo (delito que demanda la condena perpetua).

En su alocución ante la Justicia, la acusada también detalló que no fue el único episodio de violencia de género que sufrió por parte de su marido en las tres décadas de convivencia que llevaban, pero que no se animó a denunciarlo por temor a que volviera a la cárcel por su frondoso prontuario delictivo.

Como ejemplo, recordó que una vez terminó en el Hospital Lagomaggiore a causa de una quemadura en la cabeza porque Pelayes la había empujado contra el horno de la casa.

La defensa no niega la autoría del crimen pero sostiene que Cortez actuó en legítima defensa. Como respaldo fundamental tendrían los testimonios de los hijos de la pareja que avalarían los episodios violentos que sufría la mujer.

Seguí leyendo