El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Rusia 2018 Fiebre mundialista Jueves, 28 de Junio de 2018

La odisea de los hinchas argentinos para llegar a Kazán y conseguir una entrada

Desde ayer se agotaron los lugares en vuelos, trenes y colectivos para viajar desde Moscú o San Petersburgo a Kazán. Las entradas cuadruplicaron su valor y se venden a $1000 dólares. 

Jueves, 28 de Junio de 2018
Diario Jornada El diario gratuito de Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Una verdadera odisea están viviendo miles de hinchas argentino en Rusia que intentan conseguir ticket para el partido de ese sábado, en Kazán, ante Francia por los octavos de final de Rusia 2018. Sin embargo, desde la página de la FIFA obtienen una y otra vez la misma respuesta: "El producto no está disponible". 

Ante la imposibilidad de adquirir un paquete, los hinchas deben resolver dos problemas: primero conseguir en qué llegar a Kazán, y luego intentar conseguir una entrada para el juego. Es que la mayoría pensaba que Argentina clasificaría primera, por lo que no iría a jugar a esa ciudad.

"Nosotros con mi viejo compramos el paquete para seguir a Argentina con entradas pensando en que clasificaba primero. Después de la derrota con Croacia volvimos a Moscú y logramos comprarles a unos peruanos que tenían entradas para octavos en Kazán. Ellos pensaban que clasificaban segundos y muchos revendieron lo suyo en Plaza Roja desde antes de la última fecha, cuando ya estaban afuera. Era el momento de aprovechar, porque ahora están pidiendo locuras", explicó Juan, un joven de 23 años de Ceres, provincia de Santa Fe.

Para peores, Moscú y San Petersburgo tienen los servicios de transporte para viajar a Kazán totalmente colapsos. Ante esto los tickets se revenden a precios muy altos: el precio original era de 115 a 245 dólares. Hoy se pide en la calle y en internet entre 500 y 1000 dólares (y nadie te asegura que sean originales). 

Respecto al transporte, ya no quedan pasajes ni en tren, ni en avión, y mucho menos en colectivo. Ante esto aparecieron tres nuevas opciones: alquilar un auto, por un valor de unos 500 dólares y a eso sumarle el costo de la nafta. La segunda es tomar un Yandex, que es una empresa similar a Uber (con un calor de 1200 dólares por tres personas), o conseguir a un particular con un colectivo que desee prestar el servicio.

Por ejemplo, un ruso puso un colectivo que saldrá desde el Espacio Argentino en Moscú, con ida el viernes a las 23 horas y vuelta ni bien termine el partido. El precio es de 170 dólares per cápita. Aunque con esa opción nadie les asegura la fiabilidad del vehículo, ni del conductor, y la seguridad del mismo. 


Seguí leyendo en Rusia 2018