El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Notas Entorno Entrevista Miercoles, 9 de Mayo de 2018

Lisandro Nieri: “Si ataco los impuestos pero no el gasto,  la medida no es creíble”

Así lo entiende el ministro de Hacienda de Mendoza. Pago de deudas con estatales, reducción impositiva para fomentar la actividad, endeudamiento para obras y el Bono Fiscal –este año saldrá su segunda versión-, los ítems mejores considerados es esta gestión encabezada por Alfredo Cornejo.

¿Cómo se viene el tema de las tarifas, teniendo en cuenta que ya se hicieron cambios en materia impositivas en Mendoza?


Podemos ir a tarifas como a muchos aspectos en general de este gobierno. La carga impositiva es alta  no solo en tarifas, sino en cualquier productos que consumimos, lo que si yendo un poco más allá, la intención que tuvimos desde un primer momento era la de ordenar la situación fiscal de la provincia, y lo que se hizo fue tomar cartas en el asunto de manera muy fuerte. En el orden fiscal primero se fue muy rápidamente al orden del gasto y obtuvimos buenos resultados mucho más rápido de lo que creíamos. A medida que empezamos a ver mejores indicadores, fuimos  a las necesidades y urgencias, primero a recuperar la cadena de pago que estaba cortada, recordemos que habían sueldos y  proveedores impagos, pero también municipios impagos, descubierto con el Banco de la Nación Argentina, adelanto de  coparticipación federal, etc.
A medida que se empezaron a ver algunas señales del ordenamiento empezamos a alentar la actividad económica, teniendo que no eran muchas las herramientas para promoción  de la economía que teníamos, teniendo en cuenta que la política monetaria y cambiaria ya estaba dada, y la política impositiva la teníamos pero parcialmente.
Por otra parte fuimos achicando estructura, bajando salarios a funcionarios, y después empezamos a trabajar en los números en sí, con acuerdos paritarios más acordes y desde la recaudación.


Había que atacar el gasto…
Desde el 2012 al 2015 las alícuotas se duplicaron, entonces en 2017 acercamos el Programa de Reducción Plurianual de Alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos. Brutos  y luego otro esfuerzo fiscal, que fue el primer Bono Fical y que hoy su segunda versión esta ya Legislatura. Hay que  promover la inversión solo así vamos a lograr crecimiento, esto implica trabajo, baja de pobreza. Fuimos bajando impuesto, lo empezamos  nosotros luego se acordó con la nación y las provincias, creemos que es un gran aporte que dota de mayor competitividad  a los productos de Mendoza, y sobre todo estamos incidiendo sobre en los eslabonamiento de la cadena productiva.
La suba de impuestos que se venía generando pretendía solventar la  financiación de lo que se estaba gastando de más. Si ataco los impuestos pero no el gasto la medida no es creíble. Y desde el 2012 al 2015 se atacó el gasto subiendo los impuestos, al principio creció la recaudación pero cuando los subiste tanto a los impuestos la gente no pagó más.  Y eso lo observamos en 2017 cuando bajamos impuestos, en las primeras  107 actividades donde bajamos impuestos vimos que la base imponible la facturación  declarada creció más que en resto de las otras 700 actividades, esto demuestra que las alícuotas ya eran excesivas y el efecto que buscaban ya era contrario. Y cuando no te alcanza la plata lo primero que haces es suspender la obra pública, el pago a los proveedores y hasta que llegas hasta a prestación del servicio.

 
¿El gran desafío es lograr la consolidación  fiscal?


La clave es que nunca más hay que volver a recurrir al endeudamiento  para pagar gastos de funcionamiento del estado,  distinto es endeudarse para hacer una inversión productiva, es lo mismo que pasa en una casa. Hoy los números de 2017 nos están dando un año sin déficit en el corriente, es decir funcionamiento del estado incluido intereses. La deuda en sí no es mala palabra, hay que ver para qué.  El inconveniente es el déficit y nosotros fuimos por la raíz del problema. Nunca más vamos a volver a tomar un peso para pagar gasto corriente o de funcionamiento. Se puede ver que desde  el 2015 al 2016 sube la deuda, pero la deuda consolidada, aquellas que tiene un contrato firmado a tal plazo y con tales condiciones. Y había una deuda con municipios, proveedores, empleados que no estaba consolidada, era flotante, eso significaba que había que pagarla en forma inmediata. Lo que hicimos es consolidar esa deuda flotante, no es que no exista hoy deuda flotante pero es razonable y con un plazo de pago que está en función de temas operativos.  Lo importante, por tercer año  consecutivo los ingresos corrientes crecen más que los gastos de funcionamiento.



¿El contribuyente como viene actuando?


La cultura tributaria se debe explicar, sobre todo a dónde van los impuestos. El contribuyente si observa más y mejor calidad de inversión y servicios  contribuye mejor, ejemplo de eso es el peaje que vamos a cobrar en Cacheuta, donde el contribuyente lo ha tomado muy bien y nadie se ha quejado. Por otro lado esta política de baja de impuestos está muy sostenida


¿Está todo preparado para que de una vez por todas lleguen más inversiones?


Las inversiones requieren seguridad jurídica, económica y un contexto claro de negocios. Depende mucho de cuestiones nacionales, la decisión  provincial no fija la política económica, pero da un contexto de certeza, sin duda.

La inversión pública se notó de todas maneras…¿Cómo pasó?


El año 2016 fue un año de baja inversión pública por varios motivos, primero veníamos pagando  la inversión pública hecha en 2015, segundo no había proyectos a lanzar y nos estábamos ordenando. Pero en 2017 crece el nivel de inversión pública y tenemos proyectado un nivel de inversión pública más alto. Pero inversión no es solo el hospital sino dotarlo del tomógrafo, es el trabajo público y los bienes de capital, va todo junto de la mano  en la inversión.



 

¿La presentación de 18 bancos interesados para organizar, estructurar y colocar nuevos bonos provinciales es una buena señal? Lo mismo pasó con las empresas que obtuvieron el crédito fiscal para ser aplicado a la cancelación de ingresos brutos?


Si, está pasando en general, también nos pasó en el Bono Fiscal. Si yo le doy un papel a una empresa y le digo que con eso va a poder pagar ingresos brutos, si no soy muy creíble no me lo aceptaría. Tuvimos 160 empresas que se presentaron con ofertas por 8 mil millones de pesos. Se terminó adjudicando  a 63 empresas  $4.000 millones de inversión  lo que significó 2000 nuevos empleos.
Hay que destacar que este gobierno desde hace un tiempo ha comenzado a cancelar deudas, por ejemplo un fideicomiso que teníamos con el Banco Nación, y otro crédito muy grande con el Credit Suisse que estaba en dólares, y lo hicimos justo antes de la devaluación, lo que nos permitió un ahorro más que importante.

Estamos buscando con quien vamos a trabajar no hay urgencia, el monto de este año tenemos autorizado  para hacer un programa de inversión de $8.200 millones de pesos y el monto autorizado de endeudamiento es de $1918 millones.
En un contexto de una economía superavitaria, en lo corriente, todo peso que sobra lo destinamos a la obra pública, y después nos van a faltar esos $1918 pesos que son los que nos han permitido endeudarnos.




Algunos indicadores aseguran que el empleo público se reduce. La ley de responsabilidad fiscal aprobada el año pasado, incide en esto?

En la provincia promovimos el proyecto de Ley de responsabilidad fiscal. Aunque a veces mucho sentido no tiene una ley de responsabilidad fiscal si la responsabilidad estuviera innata en el funcionario, en el responsable de las cuentas. La idea es no gastar más de lo que ingresa. Tenemos que tener una previsión como la que tenemos hoy en la provincia. Recordemos que antes era una novedad el día que se pagaban sueldos y hoy tenemos seguridad porque tenemos previsión, una estructura. Hoy en Mendoza más allá de la ley,  nos manejamos de esta manera. El corazón de la ley es que el gasto corriente no crezca más que los que crece la inflación. Si crece la economía el gasto  queda relativizado en función de ese crecimiento.
En estos tiempos, la nómina de personal del estado provincial es menor  que cuando empezamos, no parece tan llamativo pero no sé si hay una jurisdicción en el país que hoy tenga una situación así.  Desde 2015 que recibimos una planta determinada y la obligación de pasar a planta a empleados por acuerdos paritarios y asi y todo redujimos la cantidad de empleados.


Por Sebastian Pérez Dacuña - sebastianperezd@gmail.com




    Seguí leyendo en Notas Entorno