El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Notas Entorno Encuesta 2017 Miercoles, 20 de Diciembre de 2017

Luis Robbio: El Empresario del Año

Empresarios, ejecutivos y comunicadores lo indican, según la encuesta que realiza año a año la Revista Entorno Económico, como el empresario más importante de 2017.

Por Sebastián Pérez Dacuña

 

Luis Robbio nos recibe en la sala de reuniones de su empresa, Belatrix, la software factory que fundó allá por 2002 junto a sus hijos Federico y Alejandro,  y que hoy no solo cuanta con  600 empleados sino que exporta casi el 95% de sus producción, principalmente a los Estados Unidos.

Hay algo de ilusión en el ambiente y un poco de desorden. “Es que nos hemos mudamos a nuestras nuevas oficinas”. Una importante parte de Belatrix está funcionando en las modernísimas oficinas que montaron en una tradicional esquina de Mendoza, en San Martín y Gutiérrez, donde 130 empleados tendrán un espacio de trabajo de vanguardia.

Por estos días la empresa dirigida por los Robbio, con Luis a la cabeza, está trabajando en  aplicaciones tecnológicas para la telemedicina en Estados Unidos, algo  “revolucionaria en el campo de la genética”  y en un nuevo sistema de uso de cajeros automáticos via celular. Una app permite indicar el monto que se quiere extraer del cajero, se hace la transacción y el celular genera el código QR. 

La mirada de Robbio destaca satisfacción, no solo por él, sino por sus hijos y por sus empleados.  “No solo los millennials pueden hacer cosas innovadoras”, dice entre risas. Así me dijeron algunos de los que me vinieron a saludar cuando recibimos el premio a la Excelencia Empresaria 2017 que nos otorgaron en el Coloquio IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial Argentino).

Por estos días la Belatrix también  tiene oficinas en Buenos Aires, Perú, Colombia y Estados Unidos, repartidas entre Sillicon Valley y Nueva York. “El Silicon Valley  no son un montón de edificios sino son un conjunto de cosas, una de ellas es el acceso al crédito, gente propensa a invertir con riesgos y los riesgos en la tecnología son altos, pero también son altos los premios”, asegura contundentemente el empresario.

La entrevista en exclusiva de Entorno Económico, con uno de los mas destacados referentes del sector empresario mendocino.

 

¿Por qué cree que nuestros lectores lo indican como la personalidad del año?

Hay una preocupación porque la economía de Mendoza no da para más, hay que crear nuevas oportunidades de trabajo y que sean de calidad para la provincia. Supongo que ha sido eso  lo que ha motivado a los lectores a votar por Belatrix y este emprendimiento que tenemos.

 

 

¿Ser emprendedor e innovador van de la mano?

Es buena la pregunta. El otro día en un meme que me mandó un amigo de los Estados Unidos decía: “Buen emprendedor es el que se tira por la ventana y en el viaje inventa el avión”. Es un poco eso la definición, el que funciona con inspiración pero también transpiración  y a veces desesperación. Pero esto que se personaliza mucho en mí ha sido en realidad un trabajo en equipo entre mis hijos y yo. Arrancamos la empresa juntos siendo socios y estamos muy orgullos de haber conseguido un team de trabajo, que también es un mérito interesante porque ya conocemos los fracasos en las  empresas familiares.

 

¿Por qué lo innovador, lo emprendedor e inclusive lo tecnológico está vinculado a lo joven. Usted emprendió esto sin ser un jovencito, precisamente  ¿Hay que desterrar este paradigma?

Creo que hay jóvenes viejos y viejos jóvenes. Tiene que ver con las ganas de aprender.  Hay un dicho que dice que uno es viejo cuando no tiene ganas de aprender cosas nuevas, y aun no he sentido eso,  me desespera hacer cosas nuevas. Quizás sea eso parte de la posibilidad que me dio trabajar junto con mis hijos, gente joven con ganas de hacer cosas y yo siento que no me quedo atrás en ese sentido.

Cuando me dieron el premio en el Coloquio de Idea vinieron vario de mi edad a abrazarme y me dijeron: “No solo los millennials pueden hacer cosas innovadoras” (risas)

 

Y  hablando de los  millennial. Son un poco el motor de todo este tipo de empresas.  ¿Qué tienen y que adolecen?

La palabra clave es esa  adolecen. En muchos casos son adolescentes de 30 años en el sentido de que tienen otra visión de la vida de la que hemos tenido en mi generación. NI peor ni mejor, distintos. Menos apegados a los bienes materiales, disfrutan más la vida y tienen acceso a la información que quieren. El problema es que se están enfrentando a una educación que atrasa por lo menos una generación. Hoy en día hay que enseñar a razonar y no aprender de memoria. Estamos mal en temas educativos, yo he tenido la posibilidad de manifestárselo a varios gobiernos.

"Creo que hay jóvenes viejos y viejos jóvenes. Tiene que ver con las ganas de aprender.  Hay un dicho que dice que uno es viejo cuando no tiene ganas de aprender cosas nuevas, y aun no he sentido eso".

 

Poro…insisten en cambiar la matriz productiva pero no tenemos buena educación. Suena contradictorio.

No me parece que haya que cambiar la matriz productiva, sino ampliarla. Me siento muy orgulloso de lo que hemos hecho con el vino pero no alcanza, hay que seguir agregando actividades y es por eso que nosotros hemos pasado a otro plano más protagonista.

 

Una de las grandes barreras del sector tic es la falta de financiamiento. ¿Las entidades financieras apuestan a lo intangible?

Lo intangible es lo tiene valor hoy en el mundo. Pero es difícil el financiamiento tradicional a través de bancos. Si Bill Gates hubiese nacido en Argentina,  no existiría Microsoft, porque la realidad es que las empresas como la nuestra desde la óptica  bancaria somos sujetos de créditos por tres pesos y en realidad haya países vecinos nuestros como Brasil  donde han hecho un click en la operatoria bancaria que presta por el potencial de ganar plata que tiene esta gente y no por lo que tiene. Aunque  creo que desde el Banco Central tiene la voluntad de cambar cosas.

Cuando hablamos  de que queremos ser el Silicon Valley, yo digo, el Silicon Valley  no son un montón de edificios sino son un conjunto de cosas, una de ellas es el acceso al crédito, la gente capacitada, gente propensa a invertir con riesgos y los riesgos en la tecnología son altos, pero también son altos los premios.

 

Ustedes están en Silicon Valley…

Estamos desde el agosto con dos ingenieros mendocinos allí haciendo tareas técnico comerciales. Los clientes nos pedían presencia local y nos animamos a estar allí. Tiene que ver  con el tamaño de empresa que hemos logrado y pudimos hacer esta inversión siempre pensando en el relacionamiento con el cliente. Hasta el año pasado  el 95% de nuestra facturación es en el exterior, básicamente en los Estados Unidos.

 

¿El recurso humano es alto de mantener?

Yo le digo a mis empleados que juegan  en las ligas mayores porque estamos vendiendo software al país más importante del mundo  y si no estamos a la altura de ellos nos sacan del juego. Nuestra  gente tiene mucha capacitación y a la que la empresa le sigue agregando capacitación. Tenemos un programa de 100 horas por persona por año de capacitación, piensen que un mes de trabajo tiene 150 horas.

"Silicon Valley  no son un montón de edificios sino son un conjunto de cosas, una de ellas es el acceso al crédito"

 

¿Cuáles son sus principales competidores?

Uno tiene que elegir las batallas, no podemos ir a pelear con cualquiera, sino sabiendo que hay chances de ganar. Con China e India nunca vamos poder competir con cantidad, si entre esos dos suman la mitad de habitantes del mundo. Lo que si hay chance de competir es con calidad. Ellos por el volumen que tienen le cuestan la calidad. La Argentina no puede competir si tienen un proyecto  de 500 personas y lo necesitan dentro de un mes, no hay manera, para la India o China eso es de todos los días. Lo que si pasa es que hay proyectos delicados  donde requieren gente con otros conocimientos y ahí tenemos que estar nosotros. Tampoco podemos  competir con los sueldos, allí son un tercio o un cuarto de los nuestros. La estrategia es competir con calidad.

 

¿Qué le trajo a Mendoza el Parque TIC?

Sirve, lo que me preocupa  es que se lo pongan a disposición de empresas muy grandes cuando en realidad eso tiene que ser para startups. Creo que eso contradice lo que es un semillero de empresas nuevas. A nosotros nos han criticado por no estar presentes, pero los polos tecnológicos no necesariamente  deben tener una definición geográfica. Para nosotros hoy es cómodo estar en el centro y es más,  a muchos de nuestros empleados le cuesta ir a nuestras oficinas de Chacras. Y como el recurso humano es el  corazón de este negocio, respetamos lo que dice la gente. 

 

 

Ustedes exportan.  ¿Cómo les influye el precio del dólar?

Tenemos un atraso cambiario muy grande y nos está haciendo sufrir. Creo que creamos empleo de calidad, traemos divisas al país, la balanza nuestra es altamente positiva, no como el sector automotriz, es casi todo es neto y estamos castigados con el tipo de cambio. La verdad que tampoco quisiera devaluar pero el atraso cambiario es grave. En Perú tenemos fichas importantes puestas y la inflación es del 3% por año y con razonables costos impositivos, por eso hemos crecido. Hay préstamos a largo plazo, hay estabilidad inflacionaria, se producen atrasos en el valor de la moneda que asustan. Es preocupante lo que está pasando porque cuesta mucho salir a vender fuera del país y si dejamos de exportar se pierden mercados que luego son  difíciles de recuperar.

 

Dicen desde el gobierno que vienen inversiones…

Cuando uno juega en el primer mundo se da cuenta cuantas cosas improvisamos en el país

Para no ser pesimistas hemos mejorado, pero si viene alguien  para hacer inversiones pensando en exportar y ve la curva descendente del tipo de cambio seguro lo piensa dos veces. Hay cosas buenas como el mercado libre de cambio, antes nos hacían rendir los dólares aunque no lo hubiésemos cobrado. Ha habido mejoras pero quedan muchas cosas que arreglar.

 

¿Qué le va a traer a Mendoza y a la empresa estas nuevas oficinas en pleno centro?

A Mendoza le va a revivir una esquina histórica de la ciudad y nos sentimos orgullosos de haberla recobrado. Para nuestra gente, comodidad, amplitud, luz. Nosotros viajamos constantemente y el resultado de este edificio es un poco el resultado de esos viajes. Este es un edificio que combina la historia y lo moderno.

Desde operativo nos va a dar mucha amplitud, allí van a trabajar unas 130 personas de los 600 que trabajan en la Ciudad de Mendoza, en Chacras de Coria, en Buenos Aires, Lima, Bogotá, Silicom Valley, Fort Laudale y Nueva York.

"Cuando uno juega en el primer mundo se da cuenta cuantas cosas improvisamos en el país"

 

Cuando se presenta en el exterior con un cliente y le dice que es argentino. ¿Cómo reaccionan?

Hemos recorrido un largo camino, cuando empezamos la gente se preguntaba cómo una empresa de software era argentina, pero la verdad es que eso hoy eso se ha terminado, a la Argentina se la conoce en el mundo del software.

 

Perfil

Ingeniero electrónico egresado de la UTN y ex ejecutivo de Impsa, reconoce viajar mucho Luis Robbio, “por trabajo y algo de placer”. De hecho, en lo que va de 2017 acumulo muchas millas con vuelos entre Houston, Dallas, Tel Aviv, Bucarest, Frankfurt, Amsterdam y Buenos Aires.

Cuando esta en Mendoza y tiene tiempo libre lo dedica a un par de hobbys. “Camino bastante por esto sobre todo (se toca la panza), soy un asiduo lector y también estoy aprendiendo a tocar el saxo”, reconoce.

Actualmente, su hijo Federico, ex Techint y CFO de Belatrix, lo secunda en las operaciones desde Mendoza, y Alejandro coordina los negocios de Belatrix en EEUU.

Las nuevas oficinas cuentan con 130 puestos de trabajo en pleno centro mendocino.

 

Radiografía de Belatrix

2002 el año cero

600 empleados

30 años es su promedio de edad

U$s 30 millones la facturación estimada para 2017

35% crece anualmente desde 2015

7 oficinas tiene entre Argentina y el exterior

40% mayor en superficie será su nueva matriz en Mendoza

1.500 desarrolladores planea tener al año 2020.

 

 

 

 

 

 

 

Seguí leyendo en Notas Entorno