El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Mendoza Policiales Jueves, 13 de Setiembre de 2018

El barman acusado de abuso en el boliche Al Sur insiste en que la joven no estaba inconsciente

El hecho se produjo en noviembre del 2017. Leonardo Ariel Medina Martínez es el único detenido e imputado por el abuso, aunque insiste en que se trató de una relación consentida.

La causa que investiga el abuso de una joven en el boliche Al Sur, de Chacras de Coria, está llegando a los últimos pasos de la investigación primaria.

Si bien las pruebas de la querella (que acusa), están probadas, el abogado defensor del barman del boliche solicitó una medida más.

El único acusado e imputado que tiene la causa es Leonardo Ariel Medina Martínez (31), que trabajaba en el establecimiento bailable, y que se encuentra aprehendido desde diciembre del 2017.

Tanto para la fiscal como para la querella está más que claro que Medina Martínez fue quien tuvo contacto con la víctima. Así lo demuestran las cámaras de seguridad del boliche, además en la primera declaración el imputado admitió haber tenido relaciones sexuales con la joven de 21 años.

Sin embargo la defensa insiste en que se trató de una "relación consentida", mientras que la joven aseguró haber sido violada.

El abogado defensor Juan Roccuzzo explicó que no está probado en que la joven haya estado inconsciente durante los 20 minutos que estuvo con Medina. "En las cámaras de video se ve que ella lo agarra de la mano por sus propios medios. Luego se la ve salir del boliche caminando sin inconvenientes", detalló.

También aseguró que los estudios toxicológicos no arrojaron que la joven haya estado bajo los efectos de algún estupefaciente.

Con estas pruebas el letrado solicitó que se cite a declarar a peritos toxicológicos para que indiquen si es compatible que la chica haya estado desvanecida acorde a las imágenes que quedaron registradas en las cámaras.

Esto deberá ser aprobado, o no, por la Fiscalía de Delitos Sexuales. 

El caso se produjo el 4 de noviembre del año pasado, cuando la joven de 21 años asistió al popular boliche de Chacras de Coria. En ese entonces la joven denunció que un hombre la invitó unos tragos y luego se desvaneció. Los estudios arrojaron que el nivel de alcohol en sangre de la joven esa noche era bajo, por lo cual se barajó la posibilidad de que haya sido drogada.

Luego de buscarla durante varias horas sus amigas la encontraron tirada en un sillón con manchas de sangre en su pantalón. Desde el Cuerpo Médico Forense constataron que las lesiones que presentaba eran compatibles con un acceso carnal.

Tras buscarla varias horas, sus amigas la encontraron tirada en un sillón con manchas de sangre en su pantalón. El Cuerpo Médico Forense (CMF) constató lesiones compatibles con un acceso carnal.

Seguí leyendo en Mendoza