El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Mendoza Sociedad Miercoles, 11 de Julio de 2018

Burrieza: "El monóxido de carbono ataca principalmente a niños y ancianos”

El titular de Defensa Civil habló sobre los cuidados a tener en cuenta para no intoxicarnos por pérdidas de gas.

Luego de que dos personas mayores fallecieran por inhalación de monóxido de carbono, habló en “Pulso Urbano” (Radio Jornada FM 91.9) Daniel Burrieza, titular de Defensa Civil, quien detalló: “Tenemos varios casos registrados por intoxicación. Han sido casos leves algunos, y otros han requerido hospitalización para hacer oxigenoterapia. Pero también tenemos registrados muertos, como en estos casos”.

El funcionario afirmó que el monóxido de carbono ataca principalmente a “niños y ancianos”, ya que estos son “mucho más sensibles” a absorberlos.

“Todos los combustibles emanan monóxido de carbono cuando la combustión es incompleta, entonces debemos asegurarnos que los elementos que utilizamos para calefaccionarnos tengan una correcta combustión. Cuando la llama es azul, está bien, pero si observamos llamas amarillas o anaranjadas significa que hay mala combustión, lo cual equivale a la presencia de monóxido de carbono en el ambiente”, explicó.

Respecto a los elementos que la gente utiliza para calentarse, y las medidas a tener en cuenta, Burrieza expresó: “Es verdad que la gente usa braceros con carbón, con leña, y si bien puede resultar elementos que se pueden usar para calefaccionarse, hay que tener en cuenta que esos elementos no pueden estar en ambientes cerrados, deben tener buena ventilación, igual que una estufa a leña. Hay que asegurarse que las chimeneas estén liberadas, no tapadas. Que haya una corriente de aire que permita que los humos de la combustión salgan al exterior”.

Además, el funcionario aconsejó “no utilizar durante la noche estufas”, como así también “dormir con el gas cortado”. Esto se debe a que “los elementos de calefacción pueden fallar, y se pueden apagar durante la noche”.

“Los calefactores de tiro balanceado son los más aconsejables, porque la combustión va afuera. Así y todo siempre es conveniente que alguna ventana quede al menos un mínimo abierto, para que cambie el aire. Sino el aire queda viciado de monóxido”, agregó.

Respecto a los cuidados a tener en cuenta, Burrieza aseguró: “La gente a veces no presta atención a los síntomas, como los dolores de cabeza, náuseas, somnolencia, o impotencia muscular cuando se levantan, entre otros. Estos pueden tener que ver con la calefacción. Si no se le presta atención terminamos con una intoxicación por monóxido de carbono”.

El funcionario agregó que el gran peligro de este es que “es un fantasma, porque no lo vemos, no tiene olor ni color. Además, tiene un afinidad con los glóbulos rojos, por ende es más fácil que se incorpore a la sangre”.

“Hemos recibido más llamadas en esta temporada, ya que hemos tenido muchos días fríos en relación al año pasado. Hemos tenido temperaturas más bajas, y por ende la gente se calefacciona más. Esto trae como resultado tener mayores casos de intoxicación”, concluyó.

Seguí leyendo en Mendoza