El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Mendoza Inseguridad Martes, 10 de Julio de 2018

Ola de robos en estaciones de servicio: “Somos el cajero de los delincuentes”

José Escoda, el titular del sindicato de bombistas, manifestó la preocupación del sector y pidió que el Gobierno tome cartas en el asunto.

Anoche se produjo un asalto en la Shell de Mitre y Barcala y se sumó así, a una seguidilla de robos sufridos en las últimas semanas que generan mucha preocupación en el rubro. Por eso el titular del sindicato de trabajadores de estaciones de servicio, José Escoda, graficó que “somos el cajero automático de los delincuentes”.

En declaraciones a Radio Mitre, sostuvo que “es lamentable lo que está pasando, es algo muy difícil para nosotros” y pidió que “el Gobierno tiene que dar garantáis y ser el responsable de la seguridad para que estos comercios puedan desempeñarse en forma normal”.

“Si bien no es un servicio público, pero tiene atención al público y el trabajar no puede adivinar si alguien va a proveerse de combustible o si va a robar”, agregó.

La mayoría de los robos en las estaciones del Gran Mendoza comparten el mismo modus operandi  pero aun así, las prevenciones no dan resultados: “Lo hemos abordado varias veces con los empresarios que están preocupados. Buscamos algunas alternativas, fundamentalmente los robos se dan mucho en moto. Por eso en algún momento desde el Ministerio de Seguridad se propuso que no ingresen con el casco puesto pero no tenemos la autoridad para pedirles eso”.

“También nos da la sensación de que los delincuentes en un momento toman los taxis y después a nosotros. Somos el cajero automático más cercano a ellos y es una situación muy preocupante”, explicó Escoda.

Por otro lado, el sindicalista descartó la posibilidad de colocar seguridad privada: “La seguridad privada también es un riesgo. Creo que todo esto se soluciona con una política permanente de hacer antes de que pasen los hechos, con prevención. También es in riesgo porque si un delincuente tiene un arma también es difícil. Estos comercios dependen de la venta, si el estacionero no vende tendrá que sacar gente porque el negocio no es rentable”.

Seguí leyendo en Mendoza