El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Mendoza Cultura Sabado, 31 de Marzo de 2018

Las obras en el Fader alcanzan un 50% de su ejecución

Las tareas permitirán refundar la estructura original de la casona que data de 1892 y que se encontraba en muy mal estado.

Las obras en el Fader alcanzan UN 50% de su ejecución

Sabado, 31 de Marzo de 2018

El Museo Emiliano Guiñazú, Casa de Fader, se encuentra cerrado al público desde  2012, pero gracias a las intervenciones que el Gobierno de Mendoza está llevando a cabo, cada vez se encuentra más cerca su apertura.

Con un presupuesto actualizado de  $27 millones, los trabajos de restauración y consolidación estructural de la casona rural que perteneció a la familia Guiñazú, alcanzan el 50 %.

“El plazo de finalización indicado en el plan de trabajo es mediados de Agosto, por lo que el ritmo de obra se viene cumpliendo según lo establecido. Ya se concluyeron las tareas en la cava, la consolidación de los murales que pintó Fader y la impermeabilización y restauración de las rejas originales que formaban la mítica fachada”,  explicó Iñaki Massini, inspector técnico de la obra.

Actualmente los obreros centran sus esfuerzos en la submuración de la casa, utilizando una técnica que permite reforzar la estructura para evitar el debilitamiento de las áreas intervenidas. También realizan el armado de los perfiles metálicos que permitirán mejorar la estructura superior, la reparación de las fisuras en los muros y la compactación de los jardines.

Seguridad, habitabilidad y confort

Los trabajos buscan brindar las condiciones seguridad, habitabilidad y confort, necesarios para abrir el museo al público, manteniendo la estructura original y evitando que esta conservación y restauración modifiquen groseramente esa estructura. Por esta razón, los pliegos licitatorios fueron muy estrictos a la hora de establecer las condiciones que deberían tener las empresas oferentes.

Las tareas de consolidación del Museo Fader incluirán el recalce de muros mediante la construcción de submuración bajo cimientos hasta alcanzar suelo granular; la reparación de todas las fisuras y grietas mediante relleno adecuado; la vinculación en distintos niveles de los muros de mampostería mediante perfiles; el refuerzo del muro de fachada; torreones y cubierta de losa de bovedillas y la construcción de cubierta para modificación de desagües pluviales.

Gentileza: Prensao Mendoza