Mendoza,

de
de

 

Mendoza

Los médicos del Notti explicaron que transfundieron a un niño Testigo de Jehová de acuerdo a los protocolos científicos

Los profesionales tomaron la decisión con el bebé de tan sólo un mes y de 1,200 gramos que estaba en estado crítico y en riesgo inminente de muerte por una perforación intestinal

13/11/2017

La decisión de un grupo de médicos del Hospital Notti de salvarle la vida a un bebé prematuro mediante una transfusión de sangre desató polémica. Es que el pequeño es hijo de Testigos de Jehová. Sus padres, por la religión, no aceptaron la práctica. Pero la Justicia intervino para evitar la muerte del niño.

"Es prematuro y no tenía oxígeno", detalló la jefa del Servicio de Terapia Intensiva, Adriana Bobillo, en declaraciones recogidas por varios medios locales.

El pequeño nació con apenas 1,200 kilogramos, anémico, con una enteritis y no recibía oxigenación en el intestino. Debido al peligro, desde el hospital se le pidió autorización a la Justicia ante la negativa de los progenitores.

"El bebé se agravaba e informamos a los padres, que son muy buenos y llamaron a un comité de enlace de Testigos de Jehová que nos explicaron la negativa pero entendieron el aspecto científico y moral en el que nos veíamos implicados los padres y los actores de salud", manifestó la profesional.

 

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Mendoza