Mendoza,

de
de

 

Mendoza

“Nélida Rojas está confiada que es inocente y que su detención es ridícula”

Lo dijo su abogado Alfredo Guevara, quien no dudó en afirmar que se trata de una presa política. Pidió la prisión domiciliaria para las hijas de la referente de Tupac Amaru y el control jurisdiccional para que se revise la decisión de la fiscal Chaves.

10/4/2017

La líder de la Tupac Amaru Mendoza, Nélida Rojas, permanece detenida desde el pasado sábado en la Unidad Penal VII Agua de las Avispas, de Cacheuta, luego de que el viernes se presentara en la Fiscalía 7ª, previniendo la orden de detención que se libraría este lunes.

Por decisión de la fiscal Gabriela Chaves, también fueron arrestadas sus hijas Leonela y Carla Martínez, y su esposo Ramón Martínez, quien fue trasladado al penal de Boulogne Sur Mer.

A la dirigente social que responde a Milagro Sala se le imputaron 24 causas en su contra, por asociación ilícita, malversación de fondos públicos, usurpación, extorsión, estafa y cohecho agravado.

Sobre su marido pesan causas por usurpación, extorsión, estafa y cohecho agravado. En tanto, Leonela está imputada por extorsión y estafa y su hermana tiene nueve causas por asociación ilícita, usurpación y extorsión.

El abogado familiar, Alfredo Guevara, anticipó que solicitaron la prisión domiciliaria para las jóvenes, que están en periodo de lactancia, así como el control jurisdiccional para que se revea la decisión judicial. “Es el remedio procesal que tenemos de ir a un juez de Garantía ante la arbitrariedad que se está ofreciendo”, reflejó el letrado, que adhiere a la teoría de que Rojas es una “presa política”. Además, se solicitó la declaración indagatoria. Fue citada para el miércoles a las 15.

En cuanto a las 24 causas abiertas, Guevara destacó que “hace falta profundizar más” y consideró que está mal planteada la prisión preventiva. Respecto a la primera denuncia, de 2015, señaló que “ante la usurpación de una vivienda en un barrio en construcción, se presenta Rojas con su hija. Hay versiones contrapuestas. Una donde dice que Nélida fue amenazada por los ocupantes de la vivienda y otra de los ocupantes que dicen que ellos sufrieron amenazas. La fiscal califica el hecho como coacción agravada, la cual exige residencia habitual. La fiscal sabe que no la hay porque tiene la denuncia de usurpación, entonces de dónde lo saca”.

En cuanto a las 23 denuncias restantes, el abogado consideró que “son todas iguales; la defensa técnica no ofrece demasiada dificultad desde el punto de vista jurídico, que termina con estas denuncias mediáticas, donde se judicializa la política”.

Lo que ha hecho la Fiscalía es tomar una parte de lo que sale en estas denuncias y decir que es extorsión. Ha juntado los recibos de pago de cuota social de 30 pesos que los socios pagan regularmente y ha dicho que al exigirle ese pago y bajo la amenaza de quedar excluido de la vivienda, constituye el delito de extorsión”, especificó.

Respecto al estado de Rojas, Guevara indicó que “está muy mal por todo lo que está pasando, pero muy confiada que es inocente y que esto es una arbitrariedad y una detención ridícula”. “Le preocupa más la prisión domiciliaria de sus hijas”, sentenció.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Mendoza