Mendoza,

de
de

 

Mendoza

Reclamo en la escuela Cano por los problemas edilicios

La comunidad del colegio ubicado en calle Pellegrini y carril Godoy Cruz se manifestó solicitando soluciones urgentes ante el delicado estado del inmueble. Desde la DGE informaron que este año sólo podrán realizarse “arreglos circunstanciales”.

20/3/2017

Un muro con riesgo de derrumbe, filtraciones en los techos, cortes de agua potable y un patio en pésimas condiciones. Esos fueron los motivos para que los padres de los alumnos de la escuela Guillermo Cano, de Guaymallén, se manifestaran esta mañana para exigir soluciones a sus reclamos, ya que temen por la integridad de sus hijos.

Si bien la protesta comenzó contra la directora del establecimiento ubicado entre calle Pellegrini y el carril Godoy Cruz, Adriana Carrasco, los cuestionamientos se trasladaron a la Dirección General de Escuelas, especialmente al área de Infraestructura Educativa. Es que la máxima autoridad de la institución recibió a los familiares de los estudiantes y les explicó que ha enviado al menos veinte notas de reclamo a la cartera que comanda Jaime Correas, sin recibir una respuesta satisfactoria.

El colegio tiene 77 años de antigüedad y en él cursan alrededor de 700 chicos, entre el jardín de infantes, la escuela primaria y el Doaite.

A la falta de mantenimiento se le suma un muro de adobe que se comparte con una vivienda colindante, que ha sido declarado por la municipalidad de Guaymallén como de ‘Riesgo de Colapso Inminente’, pero que permanece allí, amenazando a los alumnos, desde hace años. Hoy yace “vallado” con una cinta plástica de peligro, que no contiene a los chicos, quienes constantemente son controlados por los docentes para que evitan dirigirse a ese lugar.

“Los techos están con la loza caída. Tienen pequeños derrumbes, y eso se termina de caer en cualquier momento. El alero de afuera y el patio tampoco están en condiciones. Alguien se tiene que hacer cargo”, reclamó uno de los padres en diálogo con los medios que llegaron al lugar.

La directora aseguró que la respuesta del Gobierno Escolar es que “hay arreglos en otras escuelas con mayor prioridad”, información que fue confirmada por Emilio Pastorino, subdirector de Mantenimiento Escolar.

El funcionario destacó que para lo que resta de 2017 se ha previsto “arreglos circunstanciales” y que recién en 2018 se encarará el arreglo completo del techo y otras obras adicionales.

“Lo que podemos hacer es una inspección y en todo caso hablaremos con los padres para explicarles la situación. Veremos qué posibilidades hay de hacer algún arreglo circunstancial como para que ellos se queden tranquilos”, manifestó.

En tanto, desde la comuna informaron que antes de fin de mes comenzarán los trabajos de demolición del muro y construcción de una nueva medianera con otro material.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Mendoza