Jorge Sosa sosajorgeluis45@gmail.com Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Bondi

El termino bond comenzó a utilizarse en San Pablo, Brasil, pero el lunfardo lo completó, en el Río de la Plata por bondi.

Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Viernes, 14 de Diciembre de 2018 | El termino bond comenzó a utilizarse en San Pablo, Brasil, pero el lunfardo lo completó, en el Río de la Plata por bondi.

Es el colectivo un invento argentino, o es un invento que el colectivo sea un invento argentino. Si no fueron los primeros que circularon en el mundo debieron, al menos ser uno de los primeros. Allá en 1928 cuando Yrigoyen ganaba las elecciones, cuando Einstein presentaba la teoría del campo unificado y Malcolm Campbell conducía un automóvil a 333 kilómetros por hora, en Buenos Aires, los taxistas de la época estaban preocupados por la merma de clientes.  

Muchos de ellos se reunían en un cafetín de Carrasco y Rivadavia a conversar y ver cómo le encontraban una salida al infortunio creciente.

De esa preocupación surgió la idea de poner en práctica el taxi colectivo. El 24 de septiembre de 1928 en la misma esquina donde se juntaban comenzaron a ofrecer a gritos un viaje hasta Caballitos por veinte centavos, la quinta parte de lo que hubiera costado en un taxi de la época. La gente, al principio tímidamente, comenzó a subir y comenzaron a verse automóviles que realizaban un mismo recorrido decenas de veces por la ciudad. Muchos sostienen (no está confirmado) que aquel día de septiembre a las 8.30 partió hacia Primera Junta el primer colectivo de la historia.  

Al principio el servicio se cobraba antes de que el pasajero se bajara, con el tiempo se cambió esta modalidad y el pago se hizo al ingresar al vehículo.  

Hubo enconos y disturbios de todo tipo, como suele ocurrir con las novedades. Los taxistas comenzaron a quejarse de lo que consideraban una competencia desleal, una oferta ventajera. También sufrieron los ataques de las compañías inglesas, que eran propietarias de los tranvías y de los subterráneos. 

Pero el invento rindió sus frutos y en pocos años ya eran decenas las líneas de colectivos que atravesaban la gran ciudad. El colectivo ganó la batalla y se popularizó. Comenzaron a aparecer los carteles de destino, se fue agrandando paulatinamente la capacidad de los vehículos y se los pintó de colores llamativos para hacerlos reconocibles a lo lejos. También aparecieron los números para identificar el recorrido.

Con el tiempo esta ocurrencia argentina llegó a Uruguay, Paraguay, Brasil y lentamente a otras ciudades del mundo.  

Hoy es un transporte de fama universal, imposible imaginarse cualquier ciudad sin los colectivos.

Muchos comenzaron a llamarlos micros, de microómnibus, y en Buenos Aires el lunfa propició que se los llamara “bondi”.

El bondi es tal vez el término más usado. ¿De dónde proviene la palabra? Dice, una de las investigaciones que en San Pablo Brasil, comenzaron a llamarlos “bond”, boleto en inglés, porque las compañías dueñas de los recorridos eran inglesas (¿cuándo no?). Los brasileños extendieron el nombre bond a todo el aparato. En portugués, a una palabra terminada en consonante suele agregársele una vocal como extensión. Así que bond comenzó a ser “bonde” y en la zona del Río de la Plata, por extensión terminó siendo “bondi” y entró definitivamente en el ambiente tanguero.

Hoy todo el mundo sabe a qué se hace referencia cuando se dice “bondi”, forma parte de nuestras charlas cotidianas aquel invento que surgió en un cafetín de Buenos Aires.

Aunque algunos lo referencian a una albóndiga, porque en los comienzos eran chiquitos y redondos. Claro que si se trata de emparentarlos con un producto alimenticio, bondi, le vendría mejor bondiola.


Seguí leyendo