El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Jorge Sosa sosajorgeluis45@gmail.com Jueves, 15 de Febrero de 2018

Tenemos de todo

Con la inauguración de la primera playa cuyana en Luján, Mendoza va completando su estructura turística que emula los notables sitios turísticos del mundo. Una de las grandes falencias de Mendoza es no tener mar, Mendoza con mar sería una maravilla para publicitar en folletos en distintos idiomas.

Jueves, 15 de Febrero de 2018

Pero hasta ahora, ninguno de los gobiernos que han tenido la suerte de mandarnos (suerte para ellos), han logrado dotar de mar a la provincia. Una verdadera lástima.

Pero tenemos con qué competir. Veamos: no tenemos el Arco del Triunfo como lo ostenta París, pero tenemos el Arco de Desaguadero, que poco tiene que envidiarle. No tenemos la Torre Eiffel que es como el monumento al mecano, pero sí tenemos el monumento al fósforo de la destilería, que en esencia es lo mismo: un montón de hierros amontonados hacia arriba con la ventaja, de nuestra parte, que en la cúspide hay fuego cosa que aún no se animaron a instalar los franceses.

Si hay algo que caracteriza a Egipto y le da trascendencia internacional son las pirámides, pues nosotros tenemos al Cerro Pirámide al pie del Aconcagua en donde se encontró a un adolescente momificado, que no será Tutancamón, pero el resultado es bastante parecido.

La muy considerada Grecia es un país muy templado, porque está lleno de templos. Muchos de ellos arruinados, es decir en estado de ruinas: las de la Acrópolis, entre otras muchas y muy variadas. Pues nosotros no tenemos que envidiarles el patrimonio ruinístico porque tenemos, las ruinas de Canota, las ruinas de San Francisco y la economía provincial.

Fijémonos en Roma: uno de sus monumentos más preciados es el Coliseo. Nosotros tenemos el estadio cerrado que hizo el Paco Pérez donde todavía no han debutado los gladiadores pero en el primer campeonato de handball que haya en la provincia pueden hacerlo.

La Estatua de la Libertad es famosa en los Estados Unidos de la Usa que nos Usa. Pues nosotros tenemos el Cerro de la Gloria que supera el monumento de New York en altura y en belleza.

Como atracciones naturales podemos comparar al Gran Cañón del Colorado con el Cañón del Atuel. Es cierto que no tenemos grandes cataratas, pero sí algunos bocetos, como el salto de El Salto en Potrerillos, la cascada de Manqui Malal en Malargüe y la de San Isidro, aunque este último con entrada restringida.

En cuanto a portales, en el mundo son famosos la Puerta de Alcalá en Madrid o la Puerta de Bradenburgo en Berlín, pues nosotros tenemos los portones del parque que nada tienen que envidiarle, y con la ventaja de que tiene un cóndor que no es cóndor en su cúspide.

Veamos el tema de los túneles, uno de los más famosos en el mundo entero es el Túnel del Mont Blac que comunica a Francia con Italia. Pues nosotros tenemos el túnel del Cristo Redentor que nos une con los trasandinos, es decir une a la Argentina con el país de Trasán, que no será “pipí cucú” como el europeo, pero no creo que el europeo ocasione tantos inconvenientes como el nuestro.

Estamos en buenas condiciones de competir a nivel de ofertas para el asombro. La ausencia de mar ha sido compensada con la playa inaugurada en Luján. Y si se trata de atractivos terroríficos, podemos contestarle al Pie Grande o al Yeti, con nuestro Futre que se mantiene a la cabeza de los monstruos locales, aunque no tenga.

Estamos en condiciones de competir a nivel internacional. Y ahora, con aeropuerto nuevo, se nos abren todas las puertas.