El diario gratuito de Mendoza

de de

Mendoza

Jorge Bossio jbossio@gmail.com Martes, 15 de Mayo de 2018

Los Silurians y nuestro legado en la Tierra

En un tiempo en que el ser humano se desespera para ver hasta dónde puede llegar en espacio exterior, y los científicos han desarrollado estudios para saber dónde buscar huellas de civilizaciones, primero deberíamos conocer qué legado biológico dejará nuestra presencia en la Tierra.

Martes, 15 de Mayo de 2018

Los Silurians son una especie parecida a un lagarto que apareció en la serie de televisión de ciencia ficción Dr. Who. En el programa, esta especie de reptil alcanzó la habilidad industrial hace unos 450 millones de años, mucho antes que los humanos evolucionaran en la Tierra.
Por supuesto que los Silurians son ficticios, pero la idea de que una forma de vida inteligente exista antes de nosotros o en otros planetas, es intrigante y va más allá de películas o series de televisión. Está dentro del ADN del hombre y hay millonarios que desarrollan búsquedas en el horizonte cercano, como es el caso de Marte.
Pero para saber qué buscar, primero hay que investigar qué legado se deja, a fin de que los astrobiólogos sepan en qué parte del universo hay que escudriñar. Sucede que es poco lo que sabemos, porque la parte más antigua de la Tierra es el desierto de Neguev, al sur de Israel, que tiene 1.800 millones de años y la existencia del homo sapiens se remonta a 250 mil años.
Pero el rastro que dejan los fósiles es muy pequeño, ya que de los dinosaurios que dominaron la tierra por 180 millones de años, sólo se han encontrado un par de miles de ejemplares. Nuestra presencia, frente a la de ellos, es tan efímera que la podríamos comparar con un par de decenas de años en el planeta. En cuanto a las construcciones civiles, bolsas de plásticos y restos de silicio, no es muy probable que sobrevivan, ya que menos del 1% de la Tierra está urbanizada.
Lo que sí podría dejar huella es la actividad industrial, por la quema de carbón, petróleo y gas natural, dejando una marca que debería ser visible en el registro geológico, ya que ha provocado ascenso de la temperatura, lo que deja rastros, sumado al uso de nitrógeno en los fertilizantes. También podemos hablar del calentamiento global, los suelos erosionados, el aumento de los sedimentos oceánicos, gracias al lavado de ese suelo erosionado y el uso de metales como plomo, cromo, renio, platino y el oro.  Es probable que estos elementos lleguen al océano más rápido de lo que lo hacían antes de la industrialización.
Ni hablar de la huella nuclear que pueda ser resultante de una guerra que acabaría con la civilización. ¿Qué es utópico? ¿En serio? ¿Leemos los diarios? Sin embargo, los efectos de dicha guerra podrían no durar demasiado en términos geológicos. La vida media de la mayoría de estos elementos es demasiado corta como para tener relevancia en la escala de tiempo.
Dos posibles excepciones son el plutonio-244, con una vida media de 80,8 millones de años, y el curio-247, con una vida media de 15 millones de años. Si se depositan en cantidades suficientes, como sucedería en el caso de un ataque nuclear, se podrían detectar durante una gran fracción del período de tiempo relevante, sostienen los investigadores.
Hace mucho tiempo, Marte era un planeta más húmedo y cálido. Si alguna vez acogió a una sociedad industrial, los investigadores señalan algunas de las huellas que podrían aparecer en el registro geológico del planeta rojo. El pasado de Venus también fue más hospitalario, como otros planetas alrededor de otras estrellas.
Pero dudo que los científicos logren encontrar en otros planetas, huellas como las que los humanos vamos dejando en el nuestro, por lo que difiero que sería impensado hallar una especie  tan destructiva. Mucho menos si anteponemos la palabra "inteligente" a la hora de la búsqueda. Los Silurians era una especie imaginaria de un programa de televisión, que huiría aterrorizada, no de los seres humanos, sino de la destrucción que éstos han dejado.