Mendoza,

de
de

 

Jorge Bossio

Noelia, otra musa inspiradora

Hace pocos días atrás leí la historia de Estela Canto, quien fuera reconocida como musa inspiradora de Jorge Luis Borges, e incluso le dedicó “El Aleph”. Pero hubo otra, cuya figura y nombre, por despecho, inspiró una bella canción que inmortalizó Nino Bravo. Esta es la historia.

31/7/2017

Corría 1972 y la voz particular del español Nino Bravo, cantaba estas estrofas: “Hace tiempo que sueño con ella / y sólo sé que se llama Noelia”. En ese entonces poco se sabía de la misteriosa Noelia, incluso, en esos tiempos, era un nombre poco conocido o usado. Como casi siempre pasa, detrás de una obra de arte, siempre hay una musa inspiradora. En este caso de la canción de Bravo, tenía nombre y apellido y, según se supo, hubo también una historia de un amor no correspondido, casi como el de Alba Estela Canto, la de Borges.

En el caso que nos ocupa, la española se llamaba Genoveva Noelia Afonso Cabrera, que hoy es una empresaria millonaria, que regentea un hotel de lujo al sur de Tenerife y que incluso una calle en Arona, en las Islas Canarias, lleva su nombre. Pero vamos a la historia: Noelia Afonso (sin “l”) en 1969 fue elegida Miss España y un año después, Miss Europa. Estos títulos le abrieron las puertas a las fiestas madrileñas que la farándula frecuentaba en los 70. Un habitual de esas reuniones, era el compositor Augusto Algueró, autor de  temas como “Estando contigo”, “Tómbola” o “La chica ye-yé”. Pero además tenía fama donjuanesca, pese a estar casado con la actriz y cantante Carmen Sevilla.

Recuerdan los periodistas de la farándula, que la reina de la belleza despertó un interés especial en Augusto y que la canción nació de la frustración de no ser correspondido. “La veo todas las noches / Por la playa pasear / Y no sé de dónde viene... / Y no sé a dónde va”, dice en otras de las estrofas.

"Se sintió decepcionado al no poder conquistar a aquella belleza que lo había cautivado, y a quien compuso, cual mensaje directo a su corazón, esta melodía que nos ocupa", escribían los periodistas del corazón.

“Yo quiero hablarle de mi amor / pero ella da la espalda y se va. / Parece que me va a llamar / y luego huye sin hablar”. Para hacer la historia más sorprendente, antes que Nino Bravo la cantara y la hiciera famosa, “Noelia” fue interpretada por la mismísima Carmen Sevilla, sin siquiera sospechar que su marido la había compuesto por despecho hacia una mujer.

Pero Noelia Afonso era seguida por las publicaciones sentimentales, ya que los rumores hablaban de salidas con Julio Iglesias y hasta con un famoso jugador de básquet. Pero en forma muy discreta, Noelia, ya hacía un par de años que estaba relacionada con el empresario catalán Santiago Puig, con quien se casaría en la catedral de Barcelona en enero de 1972. Puig y su padre, Rafael, habían llegado a la isla canaria desde Cataluña, a principios de los 60 y habían puesto sus ojos en las posibilidades urbanísticas del desértico sur.

Aquella visión se materializó en Playa de las Américas, uno de los principales centros turísticos de la isla: cinco millones de metros cuadrados, con 120.000 camas, el hotel de cinco estrellas, Las Madrigueras, que dirige Noelia Afonso. Y curiosamente, la calle con su nombre, hace esquina con la avenida de su marido, Santiago Puig.

En una sola oportunidad se refirió públicamente al hecho de que su nombre inspirara a esa canción: "Debo ser modesta, sólo inspiré la canción de Nino Bravo y me enorgullece porque es preciosa. Pero más que por mí, la inspiración fue por mi nombre, que en aquella época era desconocido". Efectivamente, apenas había Noelias en España, un nombre de origen francés que significa Natividad y que tras la canción se popularizó tanto que hasta tiene grupo en Facebook, “Las Noelias”,  bautizadas así por ella.

Estela Canto, Noelia Afonso, y tantas otras y otros,  fueron fuente de inspiración de grandes obras de arte, por el amor o por el dolor. Como sea, estas obras, fueron producto de su existencia y eso le da un  valor maravilloso a los sentimientos humanos. “Hace tiempo que sueño con ella / Y sólo sé que se llama Noelia”, suena en la voz del gran Nino Bravo y ahora tiene un significado distinto.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Jorge Bossio