Mendoza,

de
de

 

Internacional

El Papa y la ONU endurecieron sus discursos sobre la situación en Venezuela

El papa Francisco tomó distancia del gobierno de Venezuela por primera vez, al pedir públicamente que la ONU intervenga en el país caribeño para “ayudar a resolver el problema humanitario” y afirmar que no sabe “qué tiene en su mente” el presidente Nicolás Maduro. Video con declaraciones del Sumo Pontífice.

12/9/2017

Mientras tanto, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra‘ad al Hussein, dijo que, según datos del organismo, existe “la posibilidad de que se puedan haber cometido crímenes contra la humanidad” en Venezuela.

"Creo que las Naciones Unidas deben hacerse sentir allí para ayudar", indicó Francisco en conferencia de prensa en el avión que esta madrugada lo llevó de regreso al Vaticano tras una visita de cinco días a Colombia, de la que participó un enviado de Télam.

Cuestionado por varios analistas y amplios sectores de la oposición venezolana por haber evitado criticar en público al gobierno chavista, el pontífice endureció su discurso al ser consultado sobre si el Vaticano podía hablar de manera más firme sobre la situación en Venezuela.

“Lo que dice Maduro que lo explique él, no sé qué tiene en su mente; la Santa Sede ha hecho tanto, ha enviado un grupo de trabajo de ex presidentes, un nuncio de primer nivel; después ha hablado con personas, privada y públicamente”, respondió Francisco.

Así, el Papa admitió una participación mayor que la que se conocía hasta ahora en la misión realizada por los ex presidentes español José Luis Rodríguez Zapatero, panameño Martín Torrijos y dominicano Leonel Fernández en procura de un diálogo entre el oficialismo y la oposición venezolanos.

Esa misión, que comenzó el año pasado coordinada por el entonces secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, desembocó en las fugaces conversaciones de fines del año pasado, pero, como reconoció el pontífice, “la cosa no funcionó”.

“Parece que la cosa es muy difícil, y lo que es doloroso es el problema humanitario allí, tanta gente que escapa o sufre”, agregó Francisco, en relación con el severo desabastecimiento de alimentos y medicinas, la represión y el encarcelamiento de cientos de opositores, y la salida del país de miles de venezolanos.

Por otra parte, Hussein consideró posible que en Venezuela se hayan cometido “crímenes contra la humanidad” y advirtió que “hay un peligro real” de que se intensifiquen las tensiones políticas allí.

“Mi investigación sugiere la posibilidad de que se puedan haber cometido crímenes contra la humanidad, algo que solo puede ser confirmado por una investigación penal ulterior”, dijo Hussein al inaugurar la 36ta. sesión del Consejo de Derechos Humanos de la OEA, en Ginebra.

El funcionario pidió al Consejo que establezca una “investigación internacional” sobre las violaciones de derechos humanos en Venezuela, entre las que mencionó “procesos penales contra líderes opositores, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza y maltrato de detenidos”.

Hussein reseñó a Venezuela que, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, “tiene un deber particular a la hora de salvaguardar los estándares más elevados en la promoción y la protección de los derechos humanos”.

La ONU publicó semanas atrás un informe que detalla abundantes violaciones de derechos humanos -incluidas posibles ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas temporales- cometidas en la represión de las protestas callejeras realizadas entre abril y julio pasados.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, replicó la intervención de Hussein y lo acusó de “mentir” y “ofender” a su país mediante declaraciones emitidas “sin tener datos y sin rigor metodológico”.

Arreaza reclamó ante el Consejo de Derechos Humanos que “cese la agresión contra Venezuela a través de informes que están plagados de mentiras, datos incomprobables, argumentos tergiversados y ofensa”.

Paralelamente, la Organización de Estados Americanos (OEA) iniciará el jueves en Washington un período de audiencias, que estarán a cargo del ex fiscal argentino Luis Moreno Ocampo, para determinar si el gobierno venezolano cometió crímenes de lesa humanidad y hay mérito para denunciarlo ante la Corte Penal Internacional (CPI).

En Caracas, el diputado opositor Gilber Caro inició una huelga de hambre al cumplirse hoy ocho meses de su encarcelamiento, se informó en su cuenta de Twitter, que es manejada por sus familiares, reportó el diario caraqueño El Nacional.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Internacional