Mendoza,

de
de

 

Internacional

Protestas en el senado de EEUU

Manifestantes vestidos como miembros del Ku Klux Klan, mujeres con una tiara que emulaba la Estatua de la Libertad y otras personas interrumpieron varias veces al grito de "No a Trump, no al KKK y no a los fascistas en Estados Unidos".

Durante la audiencia en el Senado para confirmar la nominación del fiscal general elegido por Donald Trump, el cuestionado Jeff Sessions, manifestantes interrumpieron varias veces al grito de "No a Trump, no al KKK y no a los fascistas en Estados Unidos".

Senador republicano por Alabama durante 20 años y conocido por sus ideas contra los inmigrantes, Sessions se enfrenta a las preguntas del comité judicial de la Cámara Alta de Estados Unidos.

Uno de los ejes a abordar es el pasado de Sessions: su etapa como fiscal para el distrito sur de Alabama (1981-1993), momento en el que fue acusado de hacer comentarios racistas, bromear sobre el Ku Klux Klan (KKK) y perseguir judicialmente a los defensores de los derechos civiles de los afroamericanos.

La primera designación que queda bajo el escrutinio del Capitolio es la de Sessions, quien en febrero de 2015 sorprendió a su partido al subirse a un escenario en Madison (Alabama) para mostrar su apoyo al millonario, mientras llevaba una gorra roja con su lema de campaña: "Hacer a EE.UU. grande de nuevo" ("Make America Great Again").

El siguiente turno es del general retirado John Kelly, seleccionado por Trump para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional y que tiene previsto comparecer esta tarde ante el comité de Seguridad Nacional y Asuntos gubernamentales del Senado.

Te puede interesar

te puede interesar también...
Visitá la sección Internacional